ALQUIMIA INTERIOR SANAR EL CUERPO

Mandíbulas tensas = úteros rígidos = vientres bloqueados

¿Sabías que la mandíbula y la pelvis están fisiológicamente conectadas y la alineación y relajación de cada una afecta profundamente a la otra?.


Si la mandíbula y la garganta están relajadas, las nalgas y la pelvis también lo estarán. Cuando le explico esto a las mujeres con las que trabajo, alucinan.

Muchas aquí no conocéis mucho de mi historia personal (puedes leerla en “mi historia”, aquí), pero parte de ella fue sanar un mioma de más de 9 cm en mi útero. Con un historial de todo tipo de patologías uterinas en mi clan familiar: mi abuela cáncer de útero, mis tías con tumores diversos les extirparon el útero, mi madre operada de un tumor en una trompa y yo que me propuse terminar con la profecía.

El 90% de las mujeres con las que trabajo tienen problemas de mandíbula y trastornos temporomandibulares: bruxismo, dolores de cabeza etc. El motivo suele diferir para cada una de ellas, pero puedo asegurar que en el 90% de los casos está conectado con su incapacidad para expresar su VOZ y su IRA.

Cuando estudiaba biología, una de las asignaturas que más me fascinó fue la biología del desarrollo y más concretamente embriología: estudia laformación de un organismo completo a partir de una sola célula. Esto ya de por sí me parece flipante, me remonto aquí porque la relación entre el útero y la mandíbula es una conexión embrionaria temprana: Aproximadamente el día 15 de la gastrulación (¿Recordáis cuando el óvulo de une con el espermatozoide, se produce la fecundación y esa célula empieza a dividirse, primero en 2, luego en 4, luego en 8…ok, pues estamos por ahí).

En esa fase, en un momento dado, se forman dos depresiones en el embrión. Una se convierte en la membrana orofaríngea que finalmente formará la boca y la otra es la membrana cloacal que finalmente forma las aberturas de los tractos urinario, reproductivo y digestivo. Ambas ramas permanecen conectadas incluso cuando la columna se desarrolla y crece creando un mayor espacio entre ellas.

Además de esto, hay una delgada capa de tejido fascial que envuelve y mantiene nuestro cuerpo interno unido y alineado y que incluye una línea fascial desde la pelvis hasta la mandíbula. ¿No es para flipar?

Si visualizas tu cuenco pélvico, con las caderas articulándose a cada lado, que se mueven y aberturas reproductivas y urológicas en la base y luego observas la mandíbula, ambas tienen estructuras anatómicamente similares: es bastante similar en estructura con las articulaciones de la mandíbula en la parte superior y la gran abertura de la boca en la base, con el esófago y laringe muy similares al canal vaginal.

Cuando tu cuerpo sufre un shock, estrés, trauma o emociones fuertes como la ira, es una reacción fisiológica totalmente normal apretar las nalgas, contraer la vagina y apretar la mandíbula. ¿Te suena?. Aprender a liberar esta tensión subconsciente es fundamental para empezar a liberar y relajar estas zonas.

Cosas que me funcionan a mí:

Consciencia corporal: Ponte un temporizador en el móvil que suene cada 10-15 minutos hasta que se haga un hábito integrado dentro de ti y cuando suene: Suelta la pelvis, relaja la mandíbula, retira la lengua del paladar y relájala en el fondo de la boca.

Masajea tu vientre y tu mandíbula para aliviar tensiones. Te dejo al final de la entrada, en Recursos, un par de vídeos con masajes que a mi me ayudan y una visualización que hice hace un tiempo para ayudarte a conectar y hablar con tu vientre.

Masajea desde el interior de tu boca los músculos responsables de abrir y cerrar la mandíbula. Te sorprenderá darte cuenta de la cantidad de contracturas que tenemos en ellos. Simplemente manteniendo una presión suave allí puede comenzar a liberar algo de la tensión muscular.

Posturas de yoga en cuclillas, el gato o cualquier postura que estire el cuello y abra el suelo pélvico.

Mueve a menudo tu pelvis: en ochos, infinitos, círculos, hacia adelante y atrás, como quieras, pero muévela.

Respiración profunda: Inhala en 4, retén en 4 y exhala en 4. Esta técnica inmediatamente hace que la respiración sea más profunda y más meditativa.

Canta, haz vibrar la boca y la garganta, suelta. Inhala y al exhalar haz un sonido. Suspira con más frecuencia. Esto libera muchísima tensión en la mandíbula.


Prueba y me cuentas!

Lorena

Recursos:

Visualización para que puedas sintonizar y hablar con tu vientre:
Aprende a hacerte un automasaje en el vientre para liberar tensiones y adherencias:
Masaje Maya de vientre. Muy recomendable para justo antes de dormir:
Este vídeo me encanta, herramientas sencillas que funcionan para liberar la tensión de la mandíbula:

3 Comments

  • Crea tu mapa pélvico - Mujer Alquimia · Alquimia interior
    5 mayo, 2020 at 9:31 am

    […] Mi último post se hizo viral y me hizo aún más consciente del desconocimiento y la desconexión que tenemos las mujeres de nuestros propios cuerpos. Como continuación a esta exploración, os traigo la segunda parte, que es igualmente (o más) fascinante: Crear tu mapa pélvico. […]

  • Heidi
    7 junio, 2020 at 4:45 am

    Hola! Tengo 27años, a los 19 me hicieron una cirugía maxilofacial porque tenia la mordida abierta, quedé bien, pero nuevamente se me ha vuelto a abrir. Tengo endometriosis, fui diagnosticada hace 3 años. ¿cómo crees que esto este directamente conectado? ¿cuáles son las consecuencias mutuas?
    Gracias

  • Angélica Maria García Durán
    17 junio, 2020 at 3:42 pm

    Muy interesante el tema propuesto, tienes sustento teórico sobre esto? Me interesa muchísimo gracias, algunos autores para consultar? Gracias

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.