ALQUIMIA INTERIOR

HABÍA VENIDO A HABLAR DE LA LUNA LLENA PERO…

Me ha venido bien este mini descanso vacacional. Estaba verdaderamente agotada, –Es que no paras!

Pero cómo no vas a estar cansada si haces mil cosas!!-

Así, cual disco rayado, las dos semanas de vacaciones. Pues no, no son las mil actividades las que me drenan. Eran otras cosas.- Tú con tanta meditación tienes que tener un control…-, me decía alguien hace poco. Pues mira, no. Posiblemente lo que tengo es mucha capacidad de ser consciente, de estar presente, de observar, a mí, y a mí alrededor.
Eso no evita, ni por aproximación, que las cosas me duelan, que la cabeza se me vaya, y se me enrede y es bueno, ver el enredo es muy bueno, si no te enredas con él.

lío mentalEso es lo que me estaba agotando, mis enredos. No son las múltiples actividades, si no que ellas mismas te impiden sentirte, sencillamente porque no tienes tiempo para ello.

Cuando he parado, me he dado cuenta de todo a lo que me estaba aferrando, que de nuevo estaba cayendo en las mismas inercias relacionales de todo tipo, que yo que me paso la vida aconsejando, estaba cometiendo los mismos errores que no aconsejo, aunque bueno…esto no deja de ser un cliché… peeeeeeero…me doy cuenta! Me doy cuenta! Me encanta mi imperfección! Sí…eso somos, totalmente imperfectos.
El año preveía acabar bien, y empezar mejor. Pues ha acabado increíblemente bien, con una gran decepción y ha empezado entusiásticamente mejor, lleno de proyectos y con un viaje que asoma ser sorprendente. Jajaja..Sí, he dicho decepción y me estoy riendo.
Anoche, cuando estaba quedándome dormida, dejándome morir, dejándome “dejar de ser”..En ese momento en el límite de la inconsciencia, que prolongado al máximo es un lugar mágico, me vi en la selva. Un nativo, de piel negra y el rostro pintado, me sonreía. Parecía un tipo muy cachondo, y me transmitía muy buen rollo.
-Fluir-
-Fluir!, fluir!!!!!!!!!- decía, sonriendo, como dándome un mensaje, la clave de algo de lo que por lo visto, no me estoy enterando.
Y a todo esto, cogía un barquito de madera tallada de un trozo de palmera, con una vela, y lo dejaba flotando en un río que acababa de crearse en mi conciencia, en algún lugar.
-Mira- me decía, posándolo sobre el agua – Está fluyendo-
(Qué listo el nativo…me decía yo)
Me miraba esperando un gesto, de haberlo entendido o algo. Pues mire, nativo…eso ya me lo sé.
-No- me dijo, leyendo mi pensamiento- Fluir, es dejarse ir, es flotar con el río y desaparecer- El barco seguirá siempre en el río, pero ya no será un barco, será lo que siempre fue.

Tócate los pies Mariloli….La primera luna viene fuerte. Lo he cazado.
Pues sí, pues sí. En estas dos semanas me he quitado un par de personajes y de disfraces de encima. Las personas que nos rodean, son parte del personaje que nos hemos creado, o al menos, de alguno de ellos. Y qué pasa cuando ya no te identificas con ese personaje? Cuando te liberas de cierto patrón de comportamiento? Pues que la o las personas que lo alimentaban….eso mismo.

Digamos que vas tú todo mono ( o creyéndotelo al menos) con tu traje verde de cuadros azules amarillos con puntos negros y violetas, y el bolso a juego ( entiéndase la metáfora, podemos llegar a ser así de horteras por dentro)…y resulta que ese traje, ya no te va, vamos, es que ni comprendes cómo pudo gustarte en algún momento! Y ahora???? Qué hago con el bolso!!?.

Tranquilos!, en estas situaciones es cuando la divina providencia nos echa una manaza. Aunque a mí me gusta más llamarle “Uni”, de universo, pero tú le puedes llamar X.
Resulta que te hace un favorazo, (“Uni”), y viene y te monta tal pollo con tu amigo (o “persona” “novio” lo que quieras aka bolso verde de cuadros azules amarillos con puntos negros y violetas, el “pollo” puede ser cualquier cosa, que te sea infiel, que te traicione, que te diga que tienes el trasero de Kim Kardashian…cualquier cosa imperdonable, que no te quede más remedio que decir…Pero qué carajo hacía yo con este bolso??????????, pero es que hasta que te das cuenta de esto, te pasan varias cosas:

1) Que llores y patalees porque te quedas sin bolso: En este caso, el proceso es más largo, para llegar a la misma conclusión, pero hay mucha gente a la que le encanta “aferrarse”. Muchas veces es bastante inevitable

2) Que le digas adiós al bolso, y te des cuenta de que , efectivamente, era feo.

Era feo…por dentro era feo, y por fuera era feo, lo mires por donde lo mires, era feo y además ya te lo habían dicho antes, -Ay…mira que ese bolso….es feo- Pero tú vas con tu trajecito verde de cuadros azules amarillos con puntos negros y violetas…y no concibes otro bolso. Claro, y es que otro bolso, mientras no te quites ese traje, no te va a pegar NUNCA, jamás de los jamases.

Pues sí, esto pasa con las personas, con los amigos, con las relaciones sentimentales, con las posesiones,..etc,etc
Y qué pasa cuando te quitas ese trajecito? Y si te quitas todos los trajecitos, disfracitos y personajitos? Qué te queda? Te quedas TU.TÚ!!! TU TU TU tururú. Tú de verdad.
El camino espiritual es como la operación bikini. Te pasas el año poniéndote ciego de comer y sin dar palo al agua, y luego no te quieres quitar la ropa, por miedo a los michelines, las chichas colgando…el blandiblú corpóreo…
Pues esto es igual, o peor, porque si sólo fueran michelines, todavía, pero cuando un valiente se empieza a des-disfrazar…lo que empieza a aparecer da miedo, mucho, da mucho miedo. Hay gente que no se llega a quitar la careta en su vida. Bueno…y los hay que ni saben que la llevan… Lo bueno de ir sacándote los disfraces, es que suelen ser muy parecidos a los que se ponen los demás. Sí…esto es como si mucha gente tiene de Súper héroe a Spyderman, que de hecho, pasa.
Pues ahí vas tú…con tu vestidito de niña de la pradera..oyyy…qué buena soy…cuasi perfecta, eficiente, y casi, casi sin defectos… hasta llevas un letrerito en la frente que dice: “Cómprame! Soy una joyita, y no me dejes de querer nunca, que lo hago todo sólo por eso” pero este disfraz, produce contracturas, dolores de cuello, de cabeza…buf..y muchas cosas más. Así que un día te das cuenta de eso, y Zas! Te lo quitas! Y cada vez que ves pasar una princesita de la pradera…te da la risa, pero risa buena, compasiva. Y no hace falta que lleven el letrerito, tú lo ves a la legua, recuerdas ese disfraz??
Debajo había otro, y debajo otro. Según te vas acercando al centro, y ves el abanico disfracil que te rodea, cada vez aprecias más la verdad, la pureza de las cosas, la verdad de las personas. Las personas de verdad. Las relaciones de verdad. Las palabras de verdad y el amor de verdad.
Ya no puedes ponerte a discutir con la niña de la pradera! Eso sería como jugar al trivial Junior con tu sobrino de 6 años, juegas con ventaja. Sabes que eso no se hace. Aunque de vez en cuando te den ganas de darle una colleja a tu sobrino de 6 años, no lo haces.

www.energizate.netTambién te das cuenta de cuánto miedo tiene la gente. Están aterrados. Tienen hasta miedo de acercarse unos a otros, tanto, que cada día estamos más distanciados, y cada vez tenemos más aparatitos para intentarlo sin tocarnos.
El miedo funciona. Se lleva utilizando tanto tiempo, porque funciona muy bien, aunque no por mucho tiempo. El miedo, a la larga, genera sólo dos cosas, sumisión o rebelión.

Quieres saber si estás más en el miedo o en la polaridad del amor? Cómo sabes si estás viviendo en el miedo o en tus capacidades infinitas?: POR LOS RESULTADOS, por lo que estás experimentando en tu vida.

En el paradigma del amor y la confianza, eres flexible, puedes aceptar otras opiniones y puntos de vista. Tu menté está abierta a otras posibilidades y formas de entender.

Si tu opinión es la única que es válida, si no aceptas otras posibilidades, eres rígido y estás en el miedo.
Cuando das feedback y soporte, cuando eres capaz de reconocer los talentos de los demás, de aplaudirles, de empoderarles, apoyarles, comenzando por ti mismo, estás en el paradigma del amor.

Cuando criticas, juzgas, prejuzgas, algo completamente agotador y drenante .Cuando te enfocas en lo que está mal, en el defecto, en lo que falta…estás en el miedo.

Cuando buscas la excelencia, y aceptas tus propios errores como mágicos pasos que te llevan al acierto, que es parte de tu proceso de aprendizaje, de tu camino de crecimiento, te vuelves excelente, porque cometes muchos errores! Pero cada vez que cometes uno de ellos, te preguntas: Qué tengo que aprender de esto? A dónde me está llevando? ..estás en el camino correcto.

Cuando eres muy duro contigo cada vez que cometes un error, o muy duro con los demás, cuando eres muy exigente, y eso lo sé por mí misma, ten por seguro que estás en el miedo.
Cuando cooperas y sabes que no puedes hacerlo sól@, o lo que vas a hacer con otros es más grande aún que tú mismo, estás en el camino correcto.

Cuando compites, cuando quieres ser mejor que otras personas, cuando tu valor depende de esta medida, estás sufriendo, y estás en el miedo. Miedo a no llegar, miedo a no SER.

Cuando en momentos duros, de oscuridad, de soledad, cuando las cosas salen mal, cuando el plan no funciona y aún así encuentras la confianza dentro de ti, cuando encuentras tu paz interior, vas bien.

Cuando experimentas violencia, un profundo deseo de ser agresivo contigo y con los demás, manifestándolo en tu cuerpo, en tu voz, en tus gestos y en tus palabras, palabras violentas. La indiferencia y hasta un silencio prolongado pueden ser tan violentos como un grito. La violencia es la expresión de necesidades insatisfechas. No dudes ni por un segundo, que cada vez que eres violento…estás cagado de miedo.

Cuando observas el trabajo de otra persona, y puedes mostrar tu admiración, y te alegras, por lo que ha conseguido, y se lo manifiestas, y le pides su consejo para encaminarte tú también..vas bien. Cuando sientes envidia, estás en el miedo. La envidia surge de no saber que esa misma luz está dentro de ti, de todos. Claro que hay que encenderla, pero si te pasas la vida mirando el jardín de tu vecino, en lugar de mirar en tu interior, estarás en el miedo, expresando envidia y celos.

Cuando estás haciendo algo con lo que estás fluyendo, y entras en ese estado en el que no hay tiempo ni espacio ni limitaciones, y todo lo que haces es con una alegría espontánea y natural…vas bien

Así que reflexionando mucho en todos estos aspectos, comencé este nuevo ciclo. Un nuevo año. Todo un libro por escribir.

lorena S. energizate.netY hoy, que venía a hablar de la luna llena, me he dejado fluir.

Y cuando dentro de un rato me siente a meditar en su energía, me centraré en todo lo que tengo, en lo que está bien, en lo que emerge, en lo que me está viniendo y en lo que deseo, para el mundo y para mí.

Y le pediré que con su fuerza, me ayude a derretir el miedo, para llegar al centro de mi ser.

Y seguir sintiendo, ser cada vez más de verdad, impregnarlo todo de alegría siempre que pueda, seguir sembrando semillas y alumbrando un poquito con mi luz de pequeña luciérnaga.

El año ha acabado increíblemente bien y ha empezado entusiásticamente mejor.

Feliz TODO

Lorena S.

PD: Que hoy hay la primera luna llena del año. Luna llena en cáncer.Transformación, comienzo, despertar, fuerza y fuego.
Dejando ir cosas y personas que ya no vibran con nosotros,para dejar entrar nuevas relaciones y nuevos sistemas de apoyo, a medida que avanzamos en lo “nuevo”, y co-creamos una nueva manera de estar y de SER.
Aprovecha su fuerza, su energía intensa de cambio, para impulsarte y avanzar.AVANZA EN TU GRANDEZA
! 😉

You Might Also Like...

7 Comments

  • ROSEMY
    5 enero, 2015 at 7:40 pm

    Gracias por dejarte fluir y Ayudarme a fluir contigo.
    Esta entrada ha sido un hermoso regalo de luna llena.
    Namasté

  • Lorena S.
    5 enero, 2015 at 7:58 pm

    Tú eres un regalo!

    Un súper abrazo,

    Lorena

  • Hector
    5 enero, 2015 at 9:43 pm

    Hace tiempo que descubrí tu blog. Gracias por lo que compartes.
    Supongo que si te sigo es por resonancia.
    Sat Nam y feliz luna llena

  • Marina
    6 enero, 2015 at 10:22 am

    Muchas gracias por compartir sentimientos y aprendizajes.
    “Tienes mucho valor: por valiente y por valiosa.”
    Ahora ya sabes “qué”, diviértete inventando “cómos” 😉
    Un saludo a tu corazón.

  • Lorena S.
    6 enero, 2015 at 12:18 pm

    Gracias! Gracias, gracias.
    Por vuestros comentarios cariñosos, y por leerme! Y por estar y por ser
    Un abrazo enorme, Marina y Héctor

  • Pepe
    9 enero, 2015 at 1:45 pm

    Y al quitarnos los disfraces llegamos a la esencia. Eso que ocupa muy poquito, pero que es tan grande como el universo….
    Y si, somos imperfectos y singulares…. Como bien dices, aceptar eso es uno de los pasos que hay que dar para llegar a la esencia.
    Cuando miro hacia atras y te veo hace años…. y te veo ahora…ufff. Has sufrido.. mucho, pero esta emergiendo tu verdadera naturaleza. Y todos debemos celebrarlo porque haces que el mundo sea más bonito.

  • Lorena S.
    9 enero, 2015 at 1:58 pm

    Tú sí que eres bonito <3

Me encantaría saber tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.