ALQUIMIA INTERIOR

Codependencia Parte 2

Las personas codependientes suelen ser empáticas o personas altamente sensibles. Son capaces de leer energéticamente a la gente. Saben cómo se sienten y qué necesitan para sentirse mejor. Aprendimos esto siendo muy pequeños.

De hecho, un porcentaje muy elevado de codependientes terminamos siendo terapeutas. Tiene todo el sentido ¿verdad?

Los codependientes quieren ayudar y los abusadores necesitan hacer daño. Esto es, muy resumido.Tanto en un caso como en el otro, el motivo, es su dolor.

Los narcisistas están tan absortos en sí mismos que no se preocupan por los demás.

Los codependientes están tan absortos en los demás que no se preocupan por sí mismos. El espectro de esto abarca muy diferentes grados y situaciones.

Los narcisistas encubiertos son los más difíciles de detectar porque pueden parecer muy, muy agradables. También son muy sensibles a las necesidades de los demás, pero por motivos más egoístas: Sólo son así de embaucadores con el objetivo de atraparte, conquistarte y empezar a controlarte.

Ellos, tendrán la sensación de control de la que carecieron en su inestable e inseguro entorno familiar. Los codependientes, tendrán por fin la relación de fantasía y película de Hollywood con la que siempre soñaron y la sensación de pertenencia que tanto les faltó en sus primeros años.

Los abusadores piensan que si te maltratan y te hacen dudar de ti mismo, a través de todos los mecanismos y formas habidas y por haber y en especial a través del Gaslighting, que es una de sus armas favoritas, pueden cambiarte.

El gaslighting es una forma de abuso psicológico que consiste en tergiversar y manipular para hacer dudar a la víctima de su memoria, de su percepción o incluso de su propia cordura. ¿Te suena esto? ¿Te lo han hecho alguna vez?.

Los empáticos piensan que si son lo suficientemente buenos, modositos, si aguantan lo suficiente, se callan lo suficiente, se niegan lo suficiente y se traicionan lo suficiente, pueden cambiar a alguien y hacerlo bueno. Olvídate. Es improbable. Eso no va a pasar.

Los empáticos te leen como un libro para ayudarte. Son emocionalmente muy inteligentes.

Los abusadores te leen como un libro para lastimarte. Son emocionalmente muy astutos y tramposos.

Las personas codependientes y empáticas son mucho más poderosas de lo que creen, en realidad. Cuando empiezan a trabajar en sí mismos y se alejan de este tipo de relaciones abusivas, comienzan a conectarse con su propia Fuente interior, transformándose en transmutadores de energía, y dejan de ser receptáculos de toxicidad ajena.

El camino es largo, pero se llega.

Si no están apostando por ti, sumándote más que restándote, apostando por tus valores, apoyándote en tu crecimiento y expansión, respetando tus ideas y respetándotea ti, creyendo en tí, por ahí no es.

Si están intentando manipularte, controlarte, negar una realidad que es obvia para ti, si te menosprecian, te insultan o maltratan haciéndote creer que tu manera de sentir, pensar o ser es defectuosa o hay algo que está mal en ti; Si se jactan de tus ideas o forma de pensar o ironizan con ellas, esto, es maltrato emocional.

Si esta situación es llevada al límite y en algún momento sientes miedo o temes por tu integridad emocional o física, busca ayuda profesional inmediatamente.

Lorena

No Comments

    Me encantaría saber tu opinión

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.