0
ALQUIMIA INTERIOR

Conexión vagina-corazón

A raíz del compartir en mis historias de Instagram de hace unos días, donde os preguntaba sobre nuestros condicionamientos y heridas sexuales, recibí muchísimos mensajes, historias de dolor y mucha confusión y desconocimiento.

Una mujer me decía que anhelaba tener sexo, pero si no sentía una conexión emocional, se sentía vacía y pensaba que había algo mal en ella por eso. Podía leer entre sus palabras cómo estaba en conflicto con su propia naturaleza. Porque es así mujeres, así es como funciona nuestra sexualidad, y no la sexualidad masculinizada a la que nos quieren adaptar. La que nos vende la industria del porno y la cultura patriarcal.

Este post es largo, pero merece la pena. También es confrontante, así que te pido que lo leas con el corazón y descartes lo que no sientas verdad para ti en este momento.

Estamos en una sociedad en la que apenas somos capaces de mirarnos a los ojos, de penetrarnos con la mirada.  Sin embargo, a menudo las mujeres se dejan penetrar vaginalmente sin tener conciencia de lo sagrado que es su cuerpo.  Al entrar sexualmente en una mujer, también se entra en su corazón.

Esta es la vulnerabilidad de la vagina. Es la conexión vagina-corazón. Esto existe, no sólo neurobiológicamente hablando, también energéticamente hablando. En bionergética, el carácter rígido se caracteriza por un corte energético a este nivel.

La persona desconecta su placer sexual de su sentir (corazón) para protegerse, y en psicoterapia corporal hacemos el trabajo de volver a conectarlo. Son personas (no solo mujeres) que sólo pueden tener sexo casual, desconectado del sentir y la intimidad, porque es aterradora para ellas y activa heridas muy profundas de la infancia, donde se originó esta desconexión. No lo saben, e inconscientemente eligen compañeros con los que sólo tendrán esa vinculación: superficial y desconectada. Compañeros con la misma herida. Reflejos de su falta de conexión con su corazón y vulnerabilidad. Haciendo más grande aún su trauma, sintiéndose vacías después, más desconectadas de ellas aún.

Cuando una mujer permite que un hombre entre en ella sin una conexión de corazón, o respeto como mínimo, la penetración se convierte en una denigración.  Una mujer SABE cuando esto ha ocurrido porque se siente utilizada, vacía, triste y deprimida después.

Puede que tú conscientemente no sepas que no es el compañero adecuado, pero tu  vagina lo sabe. Aunque sea completamente inconsciente, nuestros cuerpos saben inmediatamente si podemos confiar en que seremos honradas.  Si una mujer está en sintonía consigo misma y con las energías sutiles a las que tenemos acceso a través de la vagina, ese conocimiento es inconfundible. Si estás conectada con tu cuerpo, lo sabes antes de llegar a la penetración.

La vagina y el corazón están desconectados cuando una mujer ha masculinizado su sexualidad. Si tu corazón está cerrado y tienes relaciones sexuales con alguien sin conexión, el orgasmo a menudo no es posible por vía vaginal para la mayoría de las mujeres y ni hablemos de los orgasmos cérvico-uterinos, la forma más profunda de orgasmo.  Los orgasmos profundos son una expresión de tu profundidad, de tu voluntad de elegir la apertura de tu corazón y la sabiduría para discernir si debes abrir las piernas a ese hombre.  

Cuanto más honres tu corazón, más incapaz serás de permitir la penetración sexual en este espacio vulnerable y sagrado, si no hay conexión. Esto viene con el territorio.

Claro que hay consecuencias, no sólo emocionales y psicológicas, los problemas cervicales son a menudo mensajeros de la sabiduría corporal que hablan a una mujer sobre cómo no se está honrando a sí misma: infecciones vaginales, de orina, miomas etc  Muchas han comprado la libertad sexual, que no tiene nada de libertad. Es una trampa cuando no eres consciente de ello.  

Muchas mujeres están tan heridas y bloqueadas aquí, de tanto dolor, que están insensibilizadas y creen que está bien lo que está terriblemente mal.

Cuando hay intimidad, amor y confianza puedes explorar todas tus fantasías y la Sombra más profunda de tu universo sexual. La exploración sexual es vital para nuestra comprensión de quiénes somos, pero para una mujer, abrirse a permitir ciertas experiencias  con un hombre que no la valora o la honra, la hará sentir utilizada, violada y vacía.   Sin intimidad y confianza entre dos personas, nos estamos violando y traicionando repetidamente.

¿Pueden tocar alguna Verdad en ti mis palabras?

Elígete.

Lorena Cuendias

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.