ALQUIMIA INTERIOR METAFÍSICA Salud, Sanación,Medicina Alternativa...

Cuerpo energético: Eres un ser holístico, Mujer de Alquimia

Yo que me he dado alguna que otra vuelta entre médicos, terapeutas, psicoanalistas etc…etc…me he encontrado un poco de todo. Un médico ético te dirá que los fármacos sólo funcionan a veces, que los análisis sólo revelan lo que revelan, y que los tratamientos sólo ayudan a alguna gente y en parte.

Un psicoterapeuta honesto reconocerá que no basta con que pienses que todo es perfecto, que eres rico, guapo y feliz, y que ser feliz no pagará la hipoteca ni curará una relación enferma. Un espiritualista te dirá que la fe sólo puede llevarte hasta cierta distancia.

Para crear poderosamente un cambio, uno debe cambiar poderosamente y… El cambio ocurre cuando integramos las cuatro dimensiones humanas: física, emocional, mental y espiritual.

Éstas son las cuatro dimensiones que interaccionan para crear el tapiz del yo y de la vida.

La idea de que cada ser humano está compuesto de dimensiones físicas, mentales, emocionales y espirituales no es nueva.Este concepto se ha denominado HOLISMO.

Apoyado e investigado a través de disciplinas que van desde la física a la medicina y la espiritualidad, el holismo es la creencia de que una persona está compuesta por una serie de diferentes aspectos, y de que cada aspecto se interrelaciona con los otros.

De hecho, cada aspecto es reflejado por los otros aspectos y proyectado sobre ellos.

Aunque las divisiones entre nuestro cuerpo y nuestra mente sean netas a un nivel superficial, a otro nivel, más profundo, estas distinciones se difuminan. Por ejemplo, nuestro cuerpo puede conservar, reflejar o actuar aquello que está siendo experimentado por la mente.

Al curar una parte de alguien, por ejemplo, una pierna rota, estamos haciendo también un cambio en todos los otros niveles. Reparar esa pierna podría requerir la participación de los sentimientos, los pensamientos y el espíritu de esa persona. Si nuestra mente dice “sigamos enfermos…y así me libro de mi trabajo, que no  me satisface en absoluto”…la pierna rota tardará bastante más en curarse.Sobre esto hay mucha bibliografía y lo trataré en otra entrada.

Esta conexión mente / cuerpo ha recibido en los últimos años considerable documentación.

Un estudio reciente ha determinado que el ingrediente clave en la curación de huesos rotos no tiene una base tan científica como se pudiera suponer. ¿Es la cualidad del cuidado, la habilidad del doctor o la velocidad de formación ósea?? No…el factor de recuperación más crucial es si a uno le gusta su trabajo o no. Las culturas no occidentales y antiguas han sabido desde hace mucho tiempo acerca del poder de la mente, añadiendo a menudo una conexión con el alma al vínculo mente/cuerpo.

Muchos médicos, o practicantes de medicinas ancestrales de Asia Oriental, África y Sudamérica buscan primero la enfermedad en el espíritu antes de tratar de curar el cuerpo físico, de tratar el síntoma. Bastantes enfoques japoneses y de los nativos americanos examinan primero a las familias, estilos de vida o entornos de la persona afectada. Aquí hacemos constelaciones familiares o biodescodificación transgeneracional, que sería lo más parecido, y siempre mirados de reojo..eso ó cuando cuando directamente no entienden nada de lo que estás hablando.  Al menos, aunque lenta, nuestra civilización occidental empieza a considerar estos aspectos, la prueba es el inmenso abanico de terapias alternativas que están surgiendo.

La conexión mente / cuerpo / alma es, curiosamente, desarrollada en la física cuántica y en las matemáticas.

Muchos médicos de vanguardia afirman hoy que la teoría holográfica, el paradigma mas amplio en que anida el holismo, explica mucho del universo, así como de nuestra condición humana. Entre ellos mi admirado Dr. Jorge Carvajal, que a raiz de ello desarrolló la Sintergética.

En “El Universo holográfico”,  Michael Talbot, un conocido escritor (para los frikis que nos gusta,claro) sobre física cuántica, dice:

” Nuestros cerebros construyen matemáticamente la realidad objetiva interpretando frecuencias que son en última instancia proyecciones de otra dimensión, un orden de existencia más profundo que se encuentra más allá tanto del espacio como del tiempo: el cerebro es un holograma envuelto en un universo, como un todo, se refleja en sus partes, y que cada parte contiene una imagen del universo como un todo”….

Aplicado a nuestro cuerpo, tendría lógica pensar o al menos es razonable, que una enfermedad en una parte de nosotros ( una dolencia, estrés, una mala relación), apunte hacia una enfermedad en nuestro ser enteros, y viceversa. La creencia espiritual de ser malos puede hacer que nos sintamos mal, tengamos malos pensamientos sobre los demás incluso que nos sintamos mal físicamente.

Obviamente esto sólo puede suceder si cuerpo/mente/alma están interconectados. Una vez más aparece la idea de que somos puertas giratorias para conectar puntos entre lo visible y lo invisible, lo material y lo espiritual.

Cuando pensamos así, las realidades objetiva y subjetiva empiezan a difuminarse. Ideas mantenidas por largo tiempo acerca de nuestros cuerpos físicos, nosotros mismos, nuestra alma inmaterial y nuestras reacciones emocionales empiezan a deslizarse hacia fuera, como placas tectónicas que se desplazan.

Las puertas se abren.Los espejos se nublan

Cuando estos paradigmas se deslizan, podemos volvernos confundidos y establecer un nuevo modelo (esto es lo que nos pasa a casi todos).

Dejamos de percibirnos como partes y empezamos a imaginarnos como círculos que existen y se expresan como ondas.

Nuestro cuerpo físico fluye al interior de nuestra realidad emocional, la cual se conecta con nuestras formas de pensamiento , que se vinculan con nuestros procesos espirituales o intuitivos, los cuales afluyen a nuestro cuerpo físico.

Podemos sustanciar esta teoría ondulatoria entendiendo la existencia de los cuantos. Los cuantos son partículas subatómicas, consideradas por algunos como el material básico a partir del cual está hecho todo en el universo. Unidades diminutas de energía, los cuantos pueden existir tanto en forma de ondas como de partículas, y fluyen de una forma a la otra. Los cuantos suelen operar en ondas: flujos de energía continua que discurre libremente.El único momento en que los cuantos de manifiestan como partículas, es cuando estamos mirándolos (Tª del observador. Ver la entrada “Física cuántica:creando nuestra realidad“). Los cuantos invisibles se hacen visibles cuando se miden sus efectos.

Aplicado este concepto a nosotros mismos y a nuestras vidas, sus implicaciones son increíbles. Si nosotros, como todo lo demás en este universo, estamos hechos de cuantos, no sólo es posible, sino probable, que podamos estar compuestos de energías tanto visibles como invisibles. Podemos existir de forma material y espiritual simultáneamente.

Lo que somos depende del modo en que nos percibimos a nosotros mismos

Nuestra imagen en el espejo cambia conforme cambiamos nuestros puntos de vista.Podemos ocupar un espacio real y otro espacio, no aparente, de manera simultánea. Podemos estar cura

dos y sin embargo necesitar curación, simultáneamente.

El elemento crucial de la curación y de ser felices están en trabajar con nuestros cuantos, las unidades de energía capaces de pasar del lado visible al invisible, y de vuelta de nuevo, y que son capaces de convertirse en una célula orgánica, un sentimiento, un pensamiento, o una pieza de nuestra alma o de conectarse con éstos. Para operar de modo efectivo a este nivel, tenemos que ser capaces de llevar a una unidad a nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestra alma. Tenemos que ser capaces de abrir las puertas giratorias entre las diferentes partes de nosotros. Tenemos que poner al día nuestras ideas sobre nuestro sistema de energía, para integrar la responsabilidad de ser a la vez espirituales y materiales. Ser capaces de hacer esto no sólo acelera nuestros propios procesos curativos, sino que afecta también a la vida de los otros.Esta es la idea de TOTALIDAD

“El tratamiento de la enfermedad no es nunca para un centro de energía particular, sino para el ser entero, sintiendo a esa persona como un continuo. Si pensamos en partes, estamos dándole energía al problema. Es mejor conocer la totalidad (Ywahoo)”

Yo, a estas alturas de mi vida, no tengo la menor duda de que somos seres materiales y espirituales, y de que existimos en ambos planos simultáneamente. Estos dos aspectos del ser pueden interrelacionarse y,por consiguiente, afectarse uno al otro de manera positiva o negativa, es necesario un conjunto operativo de principios, herramientas y reglas que nos permitan conectar estos dos yoes para nuestro bien.

El sistema de chakras es un sistema así. Algo que falta en los intentos de explicación de la enfermedad por parte de la medicina convencional, la metafísica, los medios oficiales, es una clara imagen del sistema de energía humano, una imagen de no sólo los lados espiritual o material de nuestro ser, sino de esas puertas giratorias entre los reinos material y espiritual.

Empecé a percibir estos centros de energía en mi misma desde jovencita. Mucha bibliografía después comencé a integrar su significado y a trabajar con ellos, en mi y en muchas personas. Entender la naturaleza de estos centros de energía es crítico para entendernos a nosotros mismos, nuestras verdades y nuestros propósitos.

Continúa en Cuerpos sutiles: Chakras y centros de energía

Lorena

You Might Also Like...

3 Comments

  • Mauricio
    20 junio, 2014 at 6:40 am

    Wooww.. muy buen argumento, me has dejado de boca abierta.. otra ves wooww

  • Adrián
    15 enero, 2017 at 4:42 am

    Impresionante en argumentos y explicaciones. Es posible que con los principios del Método Yuen con del Dr. Kam Yuen se puedan unir los cuantos y puede que algunos tipos de cuantos ya se estén viendo/midiendo gracias al trabajo del Dr. Constatine Korotkov.
    Genial entrada!

  • Lorena S.
    6 febrero, 2017 at 4:53 pm

    Sí! Quién sabe!?
    Gracias por el aporte Adrián.
    Un abrazo,

    Lorena

Me encantaría saber tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.