ALQUIMIA INTERIOR

La Diosa oscura.La Madre negra

La mayoría tiene un concepto bastante impreciso sobre qué es lo Divino femenino y el arquetipo de la Diosa.

Tenemos en la cabeza la imagen de un ser amoroso, creativo, suave y nutridor que es pura aceptación. Una Gran Madre amorosa y suave.

Como toda moneda tiene dos caras, esta es cierta y su otra polaridad, también.

La Diosa es la personificación del amor imparable. Pero tenemos una percepción bastante equivocada de lo que es el Amor.

El amor es un disolvente universal, y cuando algo está desactualizado, desequilibrado, obsoleto, es discordante o incoherente, el disolvente literalmente disolverá todo para que surja lo nuevo.

Cuando la Diosa se mueve hacia una nueva expresión, todo lo que no está alineado con su camino es arrasado.

Los desastres naturales son parte de la diosa reorganizándose a sí misma.

No hay pensamientos detrás de sus acciones, solo se contrae para parir algo nuevo, colapsando y arrasando todo lo viejo.

La mujer que ha elegido encarnar a la diosa se está rindiendo a todas las terribles contracciones y a la disolución de todo lo que ella pensaba que era, entregándose a una increíble expansión.

En los círculos espirituales a menudo se observa este fenómeno de lo Divino femenino en mujeres que en realidad, solo están jugando a la Diosa.

El auténtico proceso está muy lejos de ser glamuroso.

Es un proceso de disolución, de destrucción, de entregarse en el fondo infinito del todo / nada, más allá de la dualidad… y en la unidad de todo lo que existe.

Es un proceso de arrancarse absolutamente todo lo que no es su auténtica expresión.

Ella, que encarna la esencia de la diosa, sabe lo dichosa y absolutamente aterradora es esa esencia.

Kali encarna esa fuerza femenina fascinante y poderosa.

Es energía primordial.

La polaridad más fiera de Durga.

Es la que dice NO, la que enfrenta sus miedos para liberarse, de lo falso, de lo que nos retiene, de lo que nos impide avanzar.

Es la que pone límites, la que es libre para conocerse plenamente, la que abre y cierra puertas, la que libera lo viejo y obsoleto. Muerte y resurección.

Sus brazos representan el círculo completo de creación y destrucción, en el que ella está contenida.

Y se ríe de TODOOOOOOOO

De TODOOOOOO con su larga lengua y su pelo enmarañado y suelto.

Es la inoportuna, la irascible, la impertinente e inadecuada.

Es todo eso que tuviste que suprimir y ocultar, porque no estaba bien visto, ni era adecuado.

Es lo que te ocultas a ti misma.

Es lo que no estarías dispuesta a reconocer jamás.

Es estar dispuesta a que te dejen de querer mamá y papá si es necesario, para volver a SER TU MISMA.

En una mano lleva la cabeza de un demonio con el que ella misma ha acabado.

Y ese es el viaje también, el de nuestra oscuridad y “demonios”

El Viaje pasa por aquí.

No hay otro modo de llegar.

Si sigues caminando, no la podrás evitar.

LA MUJER que renace de la niña integrada dentro de tí, es ELLA.

La Mujer Salvaje.

Y esa semilla está dentro de ti, esperando germinar.

Lo que rechaces en tí, lo encontrarás fuera, a modo de eventos…o personas.

Kali vendrá a recordártelo. Te empujará a soltarlo…

Te hace capaz de cualquier cosa.

De cualquier cosa…..

Lorena Cuendias

You Might Also Like...

No Comments

    Me encantaría saber tu opinión

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.