Rocío F.

Desde el principio fue un reto. Yo no me creía capaz de poder cambiar mi forma de ser y poco a poco al ir viendo resultados me fui motivando más y funciona!!. Está cambiando mi manera de ver las cosas y de afrontarlas. Ahora empiezo a pensar más en mi y menos en los demás.

Me ayudaste a ver las cosas desde otra perspectiva y me ayudaste a ver que mis heridas están ahí para ser sentidas y sanadas.

Me sorprende cómo se pueden cambiar las formas tan arraigadas que tenemos de ser. También que poniendo un poquito de voluntad empiezan a producirse cambios.

Desde el principio me he sentido apoyada y comprendida. Sentía que no estaba sóla haciendo este camino y cuando empiezas un proceso de cambios es importante no sentirte solo, ya que quizás vayas perdiendo a gente por el camino.

Me siento más libre, mucho más segura.¡ Sabiendo quién soy!. Empiezo a decir las cosas sin pensar en nadie más que en mi.