Trabajar con Lorena es una aventura maravillosa

Una aventura multicolor, llena de texturas y formas. He sentido alegría, tristeza, amor, odio, pánico, compasión, gratitud… Lorena te acompaña y sientes que no estás sola en el mundo. Ahora me respeto más, abrazo todas las partes de mi ser.
 
Ella es mágica, holística, su presencia es sanadora. Estar a su lado te impregna de algo muy especial. He tenido la suerte de compartir muchos momentos con ella y estaré agradecida siempre por todo lo que me ha aportado.
 
Gracias por tu humildad, por tu compasión, por tu alegría y tu generosidad. Gracias a ti brindo por la vida, por la presente, las pasadas y las que están por llegar!
 
Raquel