“Una sola sesión me sirvió para tomar consciencia de que hay muchos yoes heridos esperando una palabra amable, o no, quizás esperen otra cosa… pero he descubierto que merece la pena preguntarles y permanecer a la escucha de lo que nos tengan que contar.”