Al principio fue todo un reto, porque mi tendencia era controlar todo, dar una imagen perfecta de mí y, me descolocabas a cada minuto!, yo estaba más pendiente de no “descolocarme, ni fallar” que de aflojar, relajarme y, dejarme llevar…Era más por “no fallarte”, por no hacerte perder el tiempo conmigo. Tanta auto-exigencia que me fuiste ayudando a darme permisos.

Aunque en mi ser más profundo sabía que todo iba a ir bien, confiaba plenamente en ti. Pero me costó varias sesiones aflojar..

Descubrirme, mostrar todo de mí y, aprender a quererme!!!!

Ha cambiado mi manera de escucharme, de sentirme. Ha cambiado mi propiocepción!, se ha agudizado mi sensibilidad, he descubierto mi feminidad, sentirme más mujer. Tratarme, cuidarme, mimarme, ¡¡¡ Amarme!!!!

Me ayudaste en muchas cosas, principalmente a “Creer en mí” , a Verme sin temor, sin miedo a lo que pudiera descubrir de mí que no me gustaba.
Al principio quería todo lo que buscaba, pero de manera “fácil, rápido, sin dolor”. Sentía miedo por enfrentarme a mis sombras/fantasmas que creía dolerían mucho, y aunque en cierto modo fue así, la parte de mimo y auto-cuidado que tú me enseñabas, fue un gran “colchón de amortiguación”.

También descubrir que el Respeto y Amor a uno mism@, es el primer paso. Todo esto, lo he aprendido contigo.

Sobre todo, sentirme “acompañada”, con tu cariño, tu apoyo, tu amor, tu entrega, dedicación, y presencia. Todo ha sido de gran ayuda para mí.

Lo que más me sorprendió del proceso es que podía soltar, perder el control y, todo esto me haría ser mucho más feliz.

A medida que me sentía más vulnerable, me sentía más fuerte y, más auténtica. Y me sentía Feliz!!!

Saber que “todo” es posible!!, es un camino de Aprendizajes que siempre, siempre, te llevan a lugares mejores, cada vez a un nivel más profundo, y que con Amor, respeto, pausa, es posible!!.

Conocer mi cuerpo, ha sido uno de los grandes regalos de todo el proceso!!.

Descubrir el significado de la “mujer empoderada”, la integración- equilibrio de lo masculino/femenino en nosotros.

Recomendaría trabajar contigo principalmente por tu sensibilidad, por tu delicadeza al acercarte a mí de todas las maneras (no sólo me refiero físicamente), porque enseñas a enfrentarnos a nuestros miedos desde la compasión, el respeto, sin intromisión, sin juzgar, sin lucha, y eso es un acercamiento muy bonito!!.

Porque nos enseñas a descubrirnos, a explorarnos, a llegar a nuestra esencia, a nuestro ser, y todo ello con muchísimo amor.

Hoy me siento una mujer centrada, enfocada, más empoderada, segura de mí misma. Sé cuál es mi lugar, estoy donde quiero y sé hacia donde quiero ir. Confío más en la vida, en que lo que venga para mí, es lo que es, “está bien”!! Todo esto, me permite estar más relajada, sin tanto control.
Me conozco más, siento que voy integrando más mi cuerpo/mente/emociones/alma; y todo esto me permite identificar las emociones que me afectan, cómo y dónde en mi cuerpo.

Me siento más plena, auténtica…más completa. ¡¡A sentirme más mujer en todas sus formas!!.