0

Te acompaño en el camino de regreso a tí​

La decisión más importante que tomarás jamás,
será la de ir a tu encuentro

Volver a Casa después de haberte alejado demasiado. Encontrarte contigo. Conectar con tu esencia, tu cuerpo, tu Alma. Deshacerte de todas las mentiras que te han y te has contado, acerca de quién eres, o quién deberías ser. De lo que quieres y de lo que no….. Encontrar TU Verdad. Encontrar TU propósito.

Conectar con TU poder.

¿Estás decidida a dar el paso más importante de tu vida?

¿Estás dispuesta a transitar tu Viaje Alquímico interior?

Te acompaño en un Viaje fascinante.

El Viaje de regreso a ti.

¿Por qué sé que puedo ayudarte?

Porque yo también estuve ahí. Desconectada de la vida, de mi cuerpo y de mi misma. Vengo del mismo lugar. Básicamente, me sentía perdida. No sabía quién era.

No sabía qué quería hacer con mi vida, porque hasta el momento, había hecho lo que se esperaba de mí o lo que era correcto, pero no auténtico para mí.

Traté de ser una hija ejemplar, una estudiante ejemplar, competente trabajadora, la mejor novia, la amante perfecta, la ama de casa.

En un permanente estado de ansiedad y auto-exigencia, con todos los síntomas asociados. Pero no hice nada de eso por mí. Lo hice por los demás. Lo hice para agradar. Quería que los demás se sintieran bien. Me sentía responsable de ellos, de cómo se sentían, de su felicidad. Era una acomodadora emocional.

Un pensamiento infantil.
Un mecanismo de compensación.
Quería ser aceptada, amada, por lo que hacía.
Aún no sabía nada de ser amada por quien era, sin más.
Mientras tanto me sentí profundamente triste, frustrada, amargada.
Nada de eso era sobre mí.
Estaba sacrificando mi propia alegría y placer para ser lo que el mundo quería que fuera.
Sentía que la Vida no podía ser sólo eso.

Fallé en mi intento de ser quien no era. Lo perdí todo. Me echaron de esa vida.

Mi vida se dio la vuelta completamente y caí en una profunda depresión.

Y ahora sé que aquello fue lo mejor que me pudo pasar.

Tuve que empezar de cero.
Descubrir quién era verdaderamente, debajo de todas las máscaras, corazas y protecciones que me había puesto.
Fue al volver a mi cuerpo y empezar a sanar mi energía femenina, cuando empecé verdaderamente a sintonizarme con la voz de mi intuición, con mi sabiduría innata ancestral, que me mostró, paso a paso, mi propósito y lo que había venido a hacer.
Y aquí estoy, más de 20 años después.
Sí, la vida es mucho, mucho más. Puedes tener una vida alineada con tu esencia verdadera, puedes ser amada y reconocida por lo que eres, puedes sentirte llena de alegría.
Mirarte en el espejo y en vez de juzgarte, criticarte y rechazarte, puedes mirarte con los ojos del amor que solo ve belleza.
Imagina sentir tu cuerpo como un lugar seguro y sagrado, un Templo. Un sabio con una inteligencia infinitamente superior a la tuya.
Todas estas experiencias de sanación me han proporcionado una comprensión de la profundidad de la psique humana y la unión entre cuerpo, mente y espíritu.
Gracias a todo lo que he experimentado personalmente en mi viaje de sanación, me siento capacitada para acompañar y ayudar a las personas que también están en su propio viaje y buscan sanar sus heridas y bloqueos.

Volver a la confianza en la Vida, que es parte de tu feminidad. A la alegría y al amor propio, a lo suave, a lo Sagrado, de modo que cada vez que las personas te conozcan se conmuevan y se contagien.

Cuando realmente te amas a ti misma, cuando estás llena, es cuando puedes dar.
No se puede dar desde el vacío.
Tu cuenco debe estar rebosando, y entonces das de manera natural, desde tu abundancia, desde el amor incondicional, sin esperar a que te llenen y te den a cambio.
Alguien que se nutre desde dentro, alguien que está radiante y vive en total aceptación de sí misma es medicina para este mundo.
Una vez que realmente te amas a ti misma, comienzas a vibrar la energía del amor y la satisfacción, y atraes más de lo mismo del mundo. Tu realidad te devuelve tu reflejo.
Brillas y sanas al mundo con tu sola presencia.
Tu resplandor expande tu amor propio.
Tu amor propio expande tu presencia y magnetismo. Tu presencia es lo que te conecta con lo Sagrado.
Lo más triste que puede pasar es si un día miras hacia atrás en tu vida y te das cuenta que olvidaste disfrutarla.
Tú puedes ser esa persona.
Y me encantaría recordarte cómo.

¿Cómo puedo ayudarte?

Sosteniendo el espacio para tí.

Ayudándote a que encuentres más aceptación en lo que eres.

Aún en la autocrítica, la duda, la tristeza, la ansiedad o el miedo, hay amor, hay una semilla dentro de la cáscara, que tiene un tesoro para tí.

A través de prácticas holísticas e integradoras, te ayudaré a encontrar más compasión hacia ti misma, más capacidad para sentir las cosas difíciles y una mayor comprensión de cómo manejar esas situaciones y los impactos de nuestra historia.

No como una experta o alguien con todas las respuestas, sino como una guía que valora y respeta profundamente quién eres y la sabiduría que ya tienes dentro.

En mi propio camino, ser escuchada, vista y sostenida en mis emociones, sin juicio, ha sido una de las experiencias más sanadoras que he podido tener.

No estás sola.

No importa por lo que estés pasando, en mi espacio, puedes mostrarte exactamente como estás: rota, confundida, enfadada, dolida, triste, insegura, llena de ira… No importa lo que estés experimentando, es fundamental para mí crear un lugar seguro y sagrado.

Un espacio en el que te sientas cómoda para que sientas lo que necesites plenamente sin juzgarlo.

Nuestro trabajo juntas estará lleno de compasión, empatía y confianza.

Te haré muchas preguntas y, muchas veces, dejaré espacio para el silencio. En él, suceden muchas cosas.

Nos reiremos, lloraremos, a veces nos sentiremos incómodas y nos rendiremos a eso.

Honraré exactamente dónde te encuentres en cada momento, mientras te aliento con cariño a salir de tu zona de confort cuando estés preparada para ello.

Tendrás siempre mi apoyo para que crezcas hacia donde quieres ir.

Entrego todo mi corazón aquí. Toda mi autenticidad.

Mi visión es holística, y veo la conexión mente-cuerpo-espíritu como parte integral del todo que eres.

Utilizo muy diversos recursos de varias escuelas de práctica diferentes, pero todas tienen el principio central de re-integrar cada aspecto de ti que un día fue rechazado, y que experimentes la totalidad y la integridad de tu Ser.

¿En qué consisten las sesiones?

Creo que todos los aspectos de tu Ser deben ser considerados para que tenga lugar una sanación transformacional.
Mi intención es sostener el espacio y acompañarte para que vuelvas a recuperar los aspectos de ti que perdiste por el camino.
Te ofrezco herramientas de expansión, libertad y autenticidad.
Ya eres todo lo que estás destinada a Ser.
No te veo como alguien que necesita repararse.
Te veo poderosa y brillante y estoy aquí para guiarte y ayudarte a quitar los velos que ocultan tu magnificencia de este mundo y de ti misma, ofreciéndote un espacio sagrado y seguro para que dejes caer todas las máscaras y reveles tu verdadera esencia y belleza.
La base de mi acompañamiento está sostenida sobre la terapia corporal energética (Bioenergética): un enfoque psicobiológico orientado a comprender y a favorecer una correcta armonía entre cuerpo, mente y emociones.
Su finalidad es sanar los nudos físicos, emocionales y psicológicos derivados de los conflictos, vivencias y experiencias no resueltas; junto con un enfoque holístico que abarca diferentes corrientes psicológicas y espirituales: Te ofrezco lo que a mí me ayudó a sanar, integrado en mis células.
Para mí, es fundamentalmente necesario volver al cuerpo, reconectar con él.
Enraizarse.
Habitar tu cuerpo es tomar conciencia.
Tu cuerpo lleva el registro de todas tus experiencias somáticas, asociadas a eventos traumáticos o a emociones bloqueadas y cristalizadas.
Te enseñaré las herramientas que me sirvieron en mi propio proceso de sanación para reconectar con mi esencia, mi verdad y mi poder.
Todo lo que necesitas ya está dentro de ti, sólo te voy a ayudar a recordar.
Te acompaño de regreso a ti, para que reconectes con tu Maestra interior y seas tu propia autoridad y la Soberana de tu Vida.
Un Viaje de mil millas, un proceso orgánico, alquímico, único y sagrado, que empieza cuando tú lo decidas.

El cuerpo recuerda lo que la mente olvida.

Aunque tu inconsciente haya reprimido el evento traumático, cuando tu cuerpo se expone de nuevo a una situación similar, reacciona secuestrado por tu sistema nervioso, tomando caminos y decisiones que no están alineadas con tu mayor bien y libertad.
La sanación es un proceso orgánico y holístico:

▪️Corazón: Integración de la niña interior
▪️Cuerpo físico: Trabajo corporal somático
▪️Cuerpo energético: Liberación de energía cristalizada y bloqueada.
▪️Mente: Maduración del ego y Shadow work o trabajo con la Sombra
▪️Alma: Integración y expresión de cualidades de tu Ser superior
Así es como yo abarco mi trabajo.

¿Cómo lo haremos?

Tienes dos formas de trabajar conmigo, de forma presencial, si te encuentras en Madrid; o a distancia vía Zoom.

La duración de las sesiones es de 1 hora.

En las sesiones vamos muy profundo. Se necesita mucha confianza, compromiso y apertura para embarcarse en este viaje.

Es muy poderoso invertir en tu propio crecimiento personal.

Significa que te estás honrando, y es profundamente empoderante. Eres muy valiente. Gracias por permitirme acompañarte en tu Viaje sagrado.

Testimonios

La diferencia con Lorena es que notas cambios a nivel físico y no sólo mental. Es increíble.

Las sesiones con Lorena me están devolviendo, de manera gradual y ordenada, a mi verdadero yo. Lorena me acompaña en el camino de autoconocimiento como nadie ha podido hacerlo antes. Me ha ayudado a conectar con mi niña interior, indagar y soltar mis heridas y traumas. Cada vez me siento más yo y más libre. Y aquí sigo, pasito a pasito. Lorena es definitivamente la única persona que realmente ha sabido ver dentro dentro de mi y gracias a ella he podido experimentar cambios profundos en mi consciente y subconsciente! Lorena me ha ayudado a identificar de forma consciente y sanar mis más profundas heridas de abandono a través de ejercicios prácticos y de respiración. La diferencia con Lorena es que notas cambios a nivel físico y no sólo mental. Es increíble.

~ Emilie Beneitez

Trabajar con Lorena ha supuesto un cambio radical en la visión sobre mi misma, un camino de transformación interior y evolución personal impresionante.

Ha marcado un antes y un después en mi forma de sentir, de vivir y valorarme. Ha sido un proceso en el tiempo en que, como una semillita, ha ido creciendo y fortaleciéndose la confianza en mí misma, la autoestima, la importancia de mantenerme en mi centro para no perder el equilibrio, la fuerza interior… Estaba perdida, confundida, buscando respuestas que no encontraba a mi malestar interior y a mis inquietudes. Encontré justo lo que necesitaba, encontré la fórmula para aprender a quererme, aceptarme, impulsarme, valorarme, a ser compasiva conmigo misma, a no exigirme en exceso, a ser paciente, a darme el tiempo que necesito. Y así, me re-encontré y sané… y sigo sanando mientras dure este caminito de la vida. Me sorprendió el efecto de cada sesión. Es como si hubiera sacado petróleo, algo que estaba escondido muy profundo y que salió a la superficie arrojando mucha luz pero sobre todo, sacando un precioso tesoro. Algo así como quitarse la venda de los ojos. Tanto tiempo delante de mí, tan claro y no había sido capaz de verlo, hasta que Lorena me ofreció sus herramientas transformadoras. Conocer a Lorena y trabajar con ella ha sido la única experiencia que realmente ha producido cambios profundos que no solo se sienten de forma interna, sino que producen transformaciones reales en la vida.”

~ Paloma L.

Hoy soy más segura, me siento más tranquila y siento que estoy tomando el poder de mi cuerpo y mi lugar en el mundo.

Hace casi 4 años empecé “gracias” a una crisis muy fuerte a buscar caminos alternativos de sanación, fuera de las terapias psicológicas que llevaba haciendo hace años y en las que yo sentía que hacia poco o nada de avances. En el camino probé muchas cosas, me encontré con algunas que me ayudaron, pero cuando me sentía saliendo del hoyo, pasaba algo que me volvía a desbordar y sentía que volvía a hundirme. Era como que todos los avances, las cosas que ya entendía, lo que había logrado comprender, etc. No sirviera de nada y de nuevo caía en la angustia, la desesperación, a pensar que estoy loca, mal, fallada, rota y que tenia que aprender a vivir así, con el miedo a que la gente que me quiere se aleje, por no poder “controlarme” y por estar siempre cayendo en depresiones o ataques de rabia o llanto. Cuando encontré a Lorena, me di cuenta que me faltaba integrar a mi cuerpo, había trabajado solo la mente y ella me ayudó a sentir mi cuerpo, a observarlo de verdad, sin critica o juicio, si no que para “escuchar” que necesita, que me esta diciendo, que emociones siente y que herramientas me pueden ayudar a limpiarlo o desbloquearlo. Fue sorprendente el cambio, sentí que ya no me hundía al fondo, aprendí a flotar y a contenerme. Mi esposo también notó el cambio y nuestra relación ha mejorado mucho, desde que me puedo sostener y entender mis comportamientos, también me ha ayudado a ser más compasiva y comprensiva con otra gente que tiene las mismas heridas o máscaras. Hoy me siento mejor conmigo misma, me queda mucho por aprender y trabajar seguro, pero estoy feliz de haber llegado a un buen puerto, de poder tomar un respiro y dejar de buscar con desesperación ayuda. Recomiendo 100% el trabajo de Lorena, para aplicar las herramientas que nos da para sanar desde adentro y uno misma. Hoy soy más segura, me siento más tranquila y siento que estoy tomando el poder de mi cuerpo y mi lugar en el mundo.

~ Bessy Scholz

Vamos juntas