Sesiones

Te guío y te acompaño en el camino de regreso a tí​

La decisión más importante que tomarás jamás,
será la de ir a tu encuentro

Volver a Casa después de haberte alejado demasiado.

Encontrarte contigo.

Conectar con tu esencia, tu cuerpo, tu Alma.

Deshacerte de todas las mentiras que te han y te has contado, acerca de quién eres, o quién deberías ser.

De lo que quieres y de lo que no…..

Encontrar TU Verdad.

Encontrar TU propósito.

Conectar con TU poder.

Sanar e integrar tu energía femenina y masculina.

Realizar el encuentro. El vínculo. La Alquimia sagrada.

¿Estás decidida a dar el paso más importante de tu vida?

¿Estás dispuesta a transitar tu Viaje Alquímico interior?

Te acompaño en un Viaje fascinante.

El Viaje de regreso a tí.

¿Por qué sé que puedo ayudarte?

Porque yo también estuve ahí. Desconectada de la vida, de mi cuerpo, de mi feminidad, de mi misma.

Vengo del mismo lugar.

Herida. Me dolía el cuerpo y el Alma. Cuerpo que rechazaba. Así como mi feminidad.

Ni siquiera sabía qué era ser una mujer, qué era mi energía femenina, y el Poder los dones y regalos que albergaba.

Perdida, sin saber más quién era o no era yo.

Sin saber qué quería hacer con mi vida porque me la había pasado haciendo lo que los demás querían o esperaban de mí.

Anteponiendo sus necesidades a las mías. Traté de ser una hija ejemplar, una estudiante ejemplar, competente trabajadora, la mejor novia, la amante perfecta, la ama de casa.

En un permanente estado de ansiedad y auto-exigencia, con todos los síntomas asociados.

Pero no hice nada de eso por mí.

Lo hice por los demás. Lo hice para agradar.

Quería que los demás se sintieran bien. Me sentía responsable de ellos, de cómo se sentían, de su felicidad.

Era una acomodadora emocional.

Un pensamiento mágico infantil.

Un mecanismo de compensación.

Quería que mis padres estuvieran orgullosos de mí. Que mis amantes estuvieran extasiados, que mis relaciones no me abandonaran.

Quería ser aceptada, amada, por lo que hacía.

Aún no sabía nada de ser amada por quien era, sin más.

Mientras tanto me sentí profundamente triste, frustrada, amargada.

Nada de eso era sobre mí.

Estaba sacrificando mi propia alegría y placer para ser lo que el mundo quería que fuera.

Sentía que la Vida no podía ser sólo eso. Cuántas veces me decía a mi misma: No puede tratarse solo de esto. Tiene que haber más.

¡Mucho más!

Fallé. Lo perdí todo. Me echaron de esa vida.

Mi vida se dio la vuelta completamente y caí en una profunda depresión.

Y ahora sé que aquello fue lo mejor que me pudo pasar.

Tuve que empezar de cero.

Descubrir quién era verdaderamente, debajo de todas las máscaras, corazas y protecciones que me había puesto.

Fue al volver a mi cuerpo y empezar a sanar mi energía femenina, cuando empecé verdaderamente a sintonizarme con la voz de mi intuición, con mi sabiduría innata ancestral, que me mostró, paso a paso, mi propósito y lo que había venido a hacer.

Y aquí estoy, más de 10 años después.

Sí, la vida es mucho, mucho más.

Puedes tener la vida que deseas, puedes ser amada y honrada por lo que eres, puedes sentirte llena de alegría, éxtasis, gozo.

Mirarte en el espejo y en vez de juzgarte, criticarte y rechazarte, puedes mirarte con los ojos del amor que solo ve belleza.

Imagina sentir tu cuerpo como un lugar de adoración, un Templo, un portal a estados profundos de unión mística. Un sabio con una inteligencia infinitamente superior a la tuya.

Imagina conectar con la calidez y el Poder de tu Vientre, que es tu Caldero Alquímico.

Con tu magnetismo.

Volver a la confianza en la Vida, que es parte de tu feminidad. A la alegría y al amor propio, a lo suave, a lo Sagrado, de modo que cada vez que las personas te conozcan se conmuevan y se contagien.

Cuando realmente te amas a ti misma, cuando estás llena, es cuando puedes dar.

No se puede dar desde el vacío.

Tu cuenco debe estar rebosando, y entonces das de manera natural, desde tu abundancia, desde el amor incondicional, sin esperar a que te llenen y te den a cambio.

Alguien que se nutre desde dentro, alguien que está radiante y vive en total aceptación de sí misma es medicina para este mundo.

Una vez que realmente te amas a ti misma, comienzas a vibrar la energía del amor y la satisfacción, y atraes más de lo mismo del mundo.
Tu realidad te devuelve tu reflejo.

Brillas y sanas al mundo con tu sola presencia.

Tu resplandor expande tu amor propio.

Tu amor propio expande tu presencia y magnetismo. Tu presencia es lo que te conecta con lo Sagrado.

Lo más triste que puede pasar es si un día miras hacia atrás en tu vida y te das cuenta que olvidaste disfrutarla.

Tú puedes ser esa persona.

Y me encantaría recordarte cómo.

¿Cómo puedo ayudarte?

Sosteniendo el espacio para tí.

Ayudándote a que encuentres más aceptación en lo que eres.

Aún en la autocrítica, la duda, la tristeza, la ansiedad o el miedo, hay amor, hay una semilla dentro de la cáscara, que tiene un tesoro para tí.

A través de prácticas holísticas e integradoras, te ayudaré a encontrar más compasión hacia ti misma, más capacidad para sentir las cosas difíciles y una mayor comprensión de cómo manejar esas situaciones y los impactos de nuestra historia.

No como una experta o alguien con todas las respuestas, sino como una guía que valora y respeta profundamente quién eres y la sabiduría que ya tienes dentro.

En mi propio camino, ser escuchada, vista y sostenida en mis emociones, sin juicio, ha sido una de las experiencias más sanadoras que he podido tener.

No estás sola.

No importa por lo que estés pasando, en mi espacio, puedes mostrarte exactamente como estás: rota, confundida, enfadada, dolida, triste, insegura, llena de ira… No importa lo que estés experimentando, es fundamental para mí crear un lugar seguro y sagrado.

Un espacio en el que te sientas cómoda para que sientas lo que necesites plenamente sin juzgarlo.

Nuestro trabajo juntas estará lleno de compasión, empatía y confianza.

Te haré muchas preguntas y, muchas veces, dejaré espacio para el silencio. En él, suceden muchas cosas.

Nos reiremos, lloraremos, a veces nos sentiremos incómodas y nos rendiremos a eso.

Honraré exactamente dónde te encuentres en cada momento, mientras te aliento con cariño a salir de tu zona de confort cuando estés preparada para ello.

Tendrás siempre mi apoyo para que crezcas hacia donde quieres ir.

Entrego todo mi corazón aquí. Toda mi autenticidad.

Mi visión es holística, y veo la conexión mente-cuerpo-espíritu como parte integral del todo que eres.

Utilizo muy diversos recursos de varias escuelas de práctica diferentes, pero todas tienen el principio central de re-integrar cada aspecto de ti que un día fue rechazado, y que experimentes la totalidad y la integridad de tu Ser.

¿En qué consisten las sesiones?

Soy miembro titular de la Asociación Española de Psico-Somatoterapia. Ese es mi background.

Trabajo desde la perspectiva de la Psicoterapia Corporal Energética. Creo que todos los aspectos de tu ser multidimensional deben ser considerados para que se suceda una sanación transformacional. Mi intención es sostener el espacio para que vuelvas a conectarte con tu verdadera esencia y alinearte con el llamado de tu alma, donde todos los potenciales fluyen a través de ti.

Para ello, la base de mi trabajo es el cuerpo: Es necesario volver al cuerpo, reconectar con él. Enraizarse.
Desde ahí, todo lo demás es un proceso vivo y orgánico, con una base y una estructura.

Trabajaremos con los diferentes aspectos de tu Ser.

Irás descubriendo qué es lo que está operando subconscientemente en tu cuerpo, mente y espíritu y que te lleva una y otra vez a repetir patrones de respuesta, obsoletos, desde el trauma, desde tus heridas, que se traducen en experiencias dolorosas y de bloqueo en tu vida.

Te proporcionaré herramientas de trabajo con los aspectos más inmaduros de tu psique ( lo que se conoce como "niña interior”) para integrarlos. Abordaremos los núcleos centrales (Cores): herida de la madre, herida del padre, herida de abandono, rechazo etc y así construir nuevos cimientos que te ayuden a vivir auténticamente desde tu verdadera esencia.


A medida que vayamos trabajando, iremos liberando y deshaciendo bloqueos del cuerpo físico y energético.

Utilizo herramientas procedentes de la bioenergética y la terapia corporal somática. Prácticas energéticas diseñadas específicamente para ti.

Respiración y consciencia corporal.

Trabajaremos en la sanación de tu útero, tu Caldero Alquímico.

En los viejos patrones limitantes de tu feminidad y tu sexualidad.

Te daré Llaves Alquímicas que me sirvieron en mi propio proceso para reconectar con mi Poder.

Todo lo que necesitas ya está dentro de ti, yo sólo te lo voy a recordar.

Te acompaño de vuelta a ti, para que reconectes con tu Maestra interior y seas tu propia autoridad y la Soberana de tu Vida.

Y más.

Un Viaje de mil millas, un proceso orgánico, alquímico, único y sagrado, que empieza cuando tú lo decidas.

Contáctame:

Lorena@mujeralquimia.com

¿Cómo lo haremos?

Tienes dos formas de trabajar conmigo, de forma presencial, si te encuentras en Madrid; o a distancia vía Zoom.

La duración de las sesiones es variable, pueden durar desde 1 hasta 3 horas.

En las sesiones vamos muy profundo.

Se necesita mucha confianza, compromiso y apertura para embarcarse en este viaje.

Es muy poderoso invertir en tu propio crecimiento personal.

Significa que te estás honrando, y es profundamente empoderante.

Eres muy valiente.

Gracias por permitirme acompañarte en tu Viaje sagrado,

Lorena

Testimonios

¡Vamos juntas!