Ritual de Luna llena en Géminis

Se acerca la última Súper Luna del año: Luna Llena en Géminis.

Durante todo el mes de escorpio hemos estado sintiendo su poderosa energía escorpiana, que nos ha hecho mirar profundamente en nuestra sombra y de la misma manera hemos estado experimentando las sombras de los demás.

Esto nos ha traído a la luz mucho material de la sombra, relacionado con nuestra dignidad, heridas, miedos e inseguridades.

Pero no todo va a ser trabajar, esta Súper Luna Llena en Géminis del 3 de diciembre es una Luna de reconocimiento.

Nos guiará a todos a reflexionar sobre el año pasado y a celebrar nuestros logros.

Así que eso es lo que vamos a hacer: CELEBRARNOS.

Nuestro Dharma en este plano, nuestro destino, es DESPERTAR.

¿Qué es despertar?

Abrir los ojos, como haces cada mañana cuando suena el despertardor, para darte cuenta, que todo ha sido un sueño.

Que todo aquello que te dijeron que no podías ser o que eras, que todo aquello que viviste, el dolor, el sufrimiento, las experiencias. Todo, absolutamente todo está en tu vida para que abras los ojos a quien de VERDAD eres, a tu máximo potencial, a re-descubrir tu esencia pura y auténtica, que está debajo de todas esas capas de mentiras que te han y te has contado, máscaras, condicionamientos, patrones reincidentes, debajo de todos esos escombros, hay una luz que nunca dejó de brillar, esa luz es la luz de tu Alma, que guiada por tu Ser superior, siempre supo quién eras y para qué estás aquí.

Así que el camino del despertar, es el proceso por el que, a través de las herramientas que más resuenen contigo, las terapias, terapeutas, cursos, talleres, trabajo personal con quien o como elijas transitarlo, te ayuden a ir eliminando capa por capa, una detrás de otra, y limpiando y retirando los escombros, hasta LLEGAR A TI.

Ese es tu destino. Eso es lo que has venido a hacer.

Y por el camino, te irás encontrando con sorpresas, con aspectos de tí que habías olvidado y que poco a poco te llevan por maravillosas sincronías y serendipias, a encontrarte con las personas, los lugares  los medios necesarios para que ESO único, especial y absolutamente maravilloso que tú y solo tú traes, porque TÚ eres unica/o y maravilloso, se exprese en el mundo para tu mayor bien y el bien conjunto de nuestra evolución.

Pues vamos con el trabajo.

¿Qué vamos a necesitar?

  1. Tu vela
  2. Incienso, sagé, esencias…lo que tengas con lo que sientas crear el espacio de meditación y encuentro contigo misma/o.
  3. Tu cuaderno de trabajo personal
  4. Un calendario de 2018
  5. a TÍ <3

Ritual:

1) Enciende tu velita. Esto es un acto simbólico de apertura a espacios metafísicos en los que vamos a trabajar.

2) Limpia el espacio en el que vas a hacer el ritual, con tu incienso, intención, sagé…o lo que tengas.

3) Acomódate

4) Lo primero que vamos a hacer es enraizarnos.

Volver a nuestro cuerpo. Puedes hacer cualquier visualización de enraizamiento que conozcas, o puedes hacer la meditación guiada de enraizamiento que os envié hace unas semanas y que puedes encontrar AQUÍ.

5) Tras la meditación, y desde ese lugar de tu centro, sintiéndote calmada y relajada, vas a cojer tu cuaderno, y vas a escribir los 12 meses del año.

Debajo de cada mes, reflexiona sobre lo que sucedió, cómo te sentiste, qué lograste, qué errores cometiste. Solo escribe lo que te venga a la mente, sin juicio, desde tu corazón.

6)  Observa cualquier pensamiento, sentimiento o emoción que vaya surgiendo.

Permite que cualquier emoción, particularmente las dolorosas, salgan a la superficie.

Siéntelas. Respira a través de ellas. Trátate como tratarías a una niña/o pequeña que viene a tí llorando o sintiendo mucho miedo, para que la consueles y la protejas.

Tómate el tiempo que necesites. Escribe todo eso que estás sintiendo, sácalo fuera de tí.

Cuando te sientas lista, toma unas respiraciones profundas, y con lamano en tu corazón, repite en voz ALTA:

“Me perdono.

Dejo ir todo lo que pensé que debería haber hecho, y todo lo que no fue como yo esperaba.

Confío en que todo lo que se ha desarrollado es para mi mayor bien.

Me perdono.

Me amo y me acepto completa y profundamente”.

7) Ahora quiero que cojas un calendario de 2018, y en él, quiero que marques el día en el que, desde ese momento, vas a ser tu absoluta prioridad, y vas a amarte y respetarte por encima de cualquier otra cosa.

Márcalo. Puedes estar de “vacaciones” hasta entonces… 😉

Ahora, te propongo algo que va a cambiar para siempre tu vida, aunque en un principio te pueda parecer absolutamente banal.

Desde ese día escogido, y durante los siguientes 365 días, cada vez que tengas que tomar una decisión, por insignificante que sea, vas a hacerte la siguiente pregunta:

¿Qué haría alguien que se ama incondicionalmente a sí misma?

….¿Sabes a quién vas a escuchar responder?…. Exacto!, a esa LUZ que está debajo de todas esas capas y escombros, que te ama incondicionalmente y que sabe lo que necesitas, siempre lo supo.

Al principio puede costar, pero es como todo, la mente se acaba acostumbrando, nuestra neuroplasticidad es muy muy rápida, y cuando menos lo esperes, estarás pasando cada aspecto de tu vida por el filtro de tu amor propio.

Un año….

Un año para amarte a ti misma un poco más cada día. ¿Te parece mucho? ¿Crees que tienes algo mejor que hacer?

¿Lo haría una persona que se ama incondicionalmente a sí misma?…….

Feliz Luna

Que estés bien.

Lorena