SESIONES PRIVADAS

Sesiones Privadas

Te guío en el camino de regreso a tí

La decisión más importante que tomarás jamás, será la de ir a tu encuentro.

Volver a Casa después de haberte alejado demasiado.
Encontrarte contigo.
Conectar con tu esencia, tu cuerpo, tu Alma.
Deshacerte de todas las mentiras que te han y te has contado, acerca de quién eres, o quién deberías ser.
De lo que quieres y de lo que no…..
Encontrar TU Verdad.
Encontrar TU propósito.
Conectar con TU poder.
Sanar e integrar tu energía femenina y tu energía masculina. Realizar el encuentro. El vínculo. La Alquimia sagrada.
¿Estás decidida a dar el paso más importante de tu vida?
¿Estás dispuesta a transitar tu Viaje Alquímico interior?
Te acompaño en un Viaje fascinante.

El Viaje de regreso a tí.

¿Por qué sé que puedo ayudarte?

Porque yo también estuve ahí. Desconectada de la vida, de mi cuerpo, de mi feminidad, de mi misma.

Herida. Me dolía el cuerpo y el Alma.

Cuerpo que rechazaba.

Así como mi feminidad. Ni siquiera sabía qué era ser una mujer, qué era mi energía femenina, y el Poder los dones y regalos que albergaba.

Perdida, sin saber más quién era o no era yo.

Sin saber qué quería hacer con mi vida porque me la había pasado haciendo lo que los demás querían o esperaban de mí.

Anteponiendo sus necesidades a las mías.

Traté de ser una hija ejemplar, una estudiante ejemplar, competente trabajadora, la mejor novia, la amante perfecta, la ama de casa.

En un permanente estado de ansiedad y auto-exigencia, con todos los síntomas asociados.

Pero no hice nada de eso por mí. Lo hice por los demás. Quería que los demás se sintieran bien. Me sentía responsable de ellos, de cómo se sentían, de su felicidad... ¿imaginas?

Un pensamiento mágico infantil. Un mecanismo de compensación.

Quería que mis padres estuvieran orgullosos de mí. Que mis amantes estuvieran extasiados, que mis relaciones no me abandonaran.

Quería ser aceptada, amada, por lo que hacía.

Aún no sabía nada de ser amada por quien era, sin más.

Mientras tanto me sentí profundamente triste, frustrada, amargada.

Nada de eso era sobre mí.

Estaba sacrificando mi propia alegría y placer para ser lo que el mundo quería que fuera.

Sentía que la Vida no podía ser sólo eso. Cuántas veces me decía a mi misma: ¡Por favor! No puede tratarse solo de esto. Tiene que haber más. ¡Mucho más!

Fallé. Lo perdí todo. Me echaron de esa vida.

Mi vida se dio la vuelta completamente y caí en una profunda depresión.

Y ahora sé que aquello fue lo mejor que me pudo pasar.

Tuve que empezar de cero.

Descubrir quién era verdaderamente, debajo de todas las máscaras, corazas y protecciones que me había puesto.

Fue al volver a mi cuerpo y sanar mi energía femenina, cuando empecé verdaderamente a sintonizarme con la voz de mi intuición, con mi sabiduría innata ancestral,  que me mostró, paso a paso, mi propósito y lo que había venido a hacer,

Y aquí estoy, más de 10 años después.

Sí, la vida es mucho, mucho más.

Puedes tener la vida que deseas, puedes ser amada y honrada por lo que eres, puedes sentirte llena de alegría, éxtasis, gozo.

Mirarte en el espejo y en vez de juzgarte, criticarte y rechazarte, puedes mirarte con los ojos del amor que solo ve belleza.

Imagina sentir tu cuerpo como un lugar de adoración, un Templo, un portal a estados profundos de unión mística. Un sabio con una inteligencia infinitamente superior a la tuya.

Imagina conectar con la calidez y el Poder de tu Vientre, que es tu Caldero Alquímico.

Con tu magnetismo.

Volver a la confianza en la Vida, que es parte de tu feminidad. A la alegría y al amor propio, a lo suave, a lo Sagrado, de modo que cada vez que las personas te conozcan se conmuevan y se contagien.

Cuando realmente te amas a ti misma, cuando estás llena, es cuando puedes dar. No se puede dar desde el vacío.

Tu cuenco debe estar rebosando, y entonces das de manera natural, desde tu abundancia, desde el amor incondicional, sin esperar a que te llenen y te den a cambio.

Alguien que se nutre desde dentro, alguien que está radiante y vive en total aceptación de sí misma  es medicina para este mundo.

Una vez que realmente te amas a ti misma, comienzas a vibrar la energía del amor y la satisfacción, y atraes más de lo mismo del mundo.

Brillas y sanas al mundo con tu sola presencia.

Tu resplandor expande tu amor propio.

Tu amor propio expande tu presencia y magnetismo. Tu presencia es lo que te conecta con lo Sagrado.

Lo más triste que puede pasar es si un día miras hacia atrás en tu vida y te das cuenta que olvidaste disfrutarla.

Tú puedes ser esa persona.

Y me encantaría recordarte CÓMO …

¿Cómo puedo ayudarte?

A través de sesiones de terapia On-line, te acompaño en un proceso guiado, por tu Viaje Sagrado.
Tras más de diez años en mi propio viaje de sanación, he creado un mapa de ruta del proceso guiándote en el camino de recuperar los aspectos rechazados de ti, a tu ritmo.
Tu viaje de sanación es sagrado.
Tu historia es única.
Solo tú sabes cómo te sientes y, lo que es más importante, cómo quieres sentirte.
Simples pero profundas prácticas que te llevarán a lugares muy profundos dentro de ti:
  • Trabajaremos con los diferentes aspectos de tu Ser 
  • Descubrirás qué es lo que está operando subconscientemente en tu cuerpo, mente y espíritu, y que te lleva una y otra vez a repetir patrones de respuesta desde el  trauma, desde tus heridas, que se traducen en experiencias dolorosas y de bloqueo en tu vida
  • Trabajaremos en establecer y tomar conciencia de tus límites físicos y energéticos y así crear una coherencia en tu diálogo cuerpo-mente
  • Te proporcionaré herramientas de trabajo con tu niña interior, para desintegrar patrones disfuncionales, trabajando en paralelo, en un proceso orgánico, con la herida de la madre y la herida del padre,  y construir nuevos cimientos que te enraicen y te ayuden a vivir auténticamente desde tu  verdadera esencia
  • Liberando bloqueos del cuerpo físico y energético, a través de herramientas procedentes de la bioenergética y la terapia corporal somática
  • Prácticas energéticas diseñadas específicamente para ti
  • Respiración y conciencia corporal
  • Despertaremos tu poder magnético
  • Trabajaremos en la sanación de tu útero, tu vientre, Caldero Alquímico
  • Romperemos los viejos patrones limitantes de tu feminidad y tu sexualidad
  • Te daré Llaves Alquímicas que me sirvieron en mi propio proceso para reconectar con mi Poder
  • Todo lo que necesitas ya está dentro de tí, yo sólo te lo voy a recordar
  • Te acompaño de vuelta a tí, para que reconectes con tu Maestra interior y seas tu propia autoridad y la Soberana de tu Vida
Y mucho, mucho más.
Un Viaje de mil millas, un proceso orgánico, alquímico, único y sagrado, que empieza cuando TÚ lo decidas.
Contáctame:
Lorena@mujeralquimia.com
La duración de las sesiones es variable, pueden durar desde 1 hasta 3 horas.
En las sesiones privadas vamos muy profundo.
Se necesita mucha confianza, compromiso y apertura para embarcarse en este viaje.
Hoy en día la tecnología nos permite el acceso directo a lugares tan íntimos como tu propio espacio sagrado, donde te permites mostrarte vulnerable y en apertura, por tratarse de un espacio seguro para tí.

Por eso, entre otras cosas, las sesiones a distancia funcionan tan bien.

Las sesiones se realizan por Skype.
En casos muy específicos trabajo de manera presencial.
Trataremos la idoneidad de esto y otros detalles en nuestro primer encuentro por teléfono o Email.
Lo sentiremos juntas y veremos qué es lo que mejor te servirá de acuerdo al momento en el que te encuentras ahora.
Es muy poderoso invertir en tu propia feminidad y crecimiento personal.
Significa que te estás honrando, y es profundamente empoderante.
Eres muy valiente.
Gracias por permitirme acompañarte en tu Viaje sagrado,
Lorena

Lo que dicen de mi trabajo y del espacio que creamos juntas, otras mujeres que ya están recorriendo su camino de regreso:

Testimonios

Paloma L.

“Trabajar con Lorena ha supuesto un cambio radical en la visión sobre mi misma y mi entorno, un camino de transformación interior y evolución personal impresionante.

Ha marcado un antes y un después en mi forma de sentir, de vivir y valorarme.

Ha sido un proceso en el tiempo en que, como una semillita, ha ido creciendo y fortaleciéndose la confianza en mí misma, la autoestima, la importancia de mantenerme en mi centro para no perder el equilibrio, la fuerza interior…
Estaba perdida, confundida, buscando respuestas que no encontraba a mi malestar interior y a mis inquietudes. Encontré justo lo que necesitaba, encontré la fórmula para aprender a quererme, aceptarme, impulsarme, valorarme, a ser compasiva conmigo misma, a no exigirme en exceso, a ser paciente, a darme el tiempo que necesito. Y así, me re-encontré y sané… y sigo sanando mientras dure este caminito de la vida.

Me sorprendió el efecto de cada sesión. Es como si hubiera sacado petróleo, algo que estaba escondido muy profundo y que salió a la superficie arrojando mucha luz pero sobre todo, sacando un precioso tesoro. Algo así como quitarse la venda de los ojos. Tanto tiempo delante de mí, tan claro y no había sido capaz de verlo, hasta que Lorena me ofreció sus herramientas transformadoras.

Conocer a Lorena y trabajar con ella ha sido la única experiencia que realmente ha producido cambios profundos que no solo se sienten de forma interna, sino que producen transformaciones reales en la vida.”

Luciana F.

“Desde la primera sesión ha cambiado mi forma de mirarme, ahora lo hago con mas suavidad y aceptación, no me castigo o rechazo ante algunas situaciones que si lo hacía antes. Esto produce más confianza en mi haciéndome sentir segura.

Para mí ha sido un gusto trabajar contigo, siempre me sentí cuidada y segura, muy a gusto; esto me permitió poder expresarme abiertamente y con confianza.

Me ayudaste a sentirme más segura de mi misma, me enseñaste a mirarme con amor y respeto. Brindándome las herramientas necesarias para hacerlo; estuviste ahí para escucharme y recordarme lo mucho que valgo y como hacer el trabajo cuando me ganó la angustia y me sentía fatal.

Todo el proceso fue realmente sorprendente, pero lo que más me quedo fue el reencuentro con mi niña interior, el poder darle/me ese amor y comprensión que de alguna forma me había faltado. 

Personalmente me has ayudado muchísimo, me hiciste ver la vida desde otro ángulo. Me hiciste creer en mí, haciéndome ver que nadie más que yo podía hacer este trabajo en mí. A todo esto le sumo el amor y el compromiso con que te tomas tú trabajo, haciéndome sentir muy valorada e importante.

Debo decir que este proceso en el cual me encuentro, es un proceso para toda mi vida.  Que desde que empecé a conocerme y tratarme con amor mi vida ha cambiado muchísimo a nivel espiritual y de aceptación personal, que el aceptarme, tratarme con suavidad, con una mirada maternal me ha hecho crecer y creer en mí. 

Hoy soy una mujer segura de mi misma, que me tomo la vida con calma, que me acepto en un día feliz tanto como en uno triste. Que me brindo amor y comprensión cuando lo necesito, que me escucho. Que disfruto al máximo cada momento dando lo mejor de mí, porque comprendí que la vida está formada de muchos de estos.

Me siento orgullosa por la decisión que tomé para realizar este proceso. Me reconozco al mirarme al espejo, hoy soy mi mejor amiga. Me siento plena, feliz y a salvo conmigo misma y en mí cuerpo.”

Rocío F.

“Desde el principio fue un reto. Yo no me creía capaz de poder cambiar mi forma de ser y poco a poco al ir viendo resultados me fui motivando más y funciona!!. Está cambiando mi manera de ver las cosas y de afrontarlas. Ahora empiezo a pensar más en mi y menos en los demás.

Me ayudaste a ver las cosas desde otra perspectiva y me ayudaste a ver que mis heridas están ahí para ser sentidas y sanadas.

Me sorprende cómo se pueden cambiar las formas tan arraigadas que tenemos de ser. También que poniendo un poquito de voluntad empiezan a producirse cambios.

Desde el principio me he sentido apoyada y comprendida. Sentía que no estaba sóla haciendo este camino y cuando empiezas un proceso de cambios es importante no sentirte solo, ya que quizás vayas perdiendo a gente por el camino.

Me siento más libre, mucho más segura.¡ Sabiendo quién soy!. Empiezo a decir las cosas sin pensar en nadie más que en mi.”

Alberto L.

“Lorena transmuta el plomo en oro. Ella pone el fuego catalizador para realizar el proceso y tú tienes que meterte en tu horno interior a descubrir lo que tienes que transmutar. Lo que es seguro es que siempre sales de ese horno con más conocimiento de ti mismo.”

María H.

“Trabajar con Lorena ha sido poder verme en lugares hasta ahora muy ocultos de mi misma y poder liberarme de sentimientos muy pesados de culpa y falta de libertad, gracias a su acompañamiento constante y su modo de hacerme sentir vista. Poderosa Mujer!.”

Patricia G.

“Lorena es esa clase de personas que deja huella: te ayuda, te guía, te abre los ojos, y te da algún que otro baño de realidad. Para mí es un canal, un detonante. Cariñosamente le digo que es una “perturbadora”, porque allá donde va hace que se tambaleen todos los cimientos. Porque ella no vive en el cinismo de esta sociedad. Su sola presencia es capaz de sacar esas verdades oscuras que todos llevamos dentro y traerlas a la luz, acelerando los procesos de toma de conciencia en los que todos tenemos que trabajar en esta vida.”

Aldo B.

“Una sola sesión me sirvió para tomar consciencia de que hay muchos yoes heridos esperando una palabra amable, o no, quizás esperen otra cosa… pero he descubierto que merece la pena preguntarles y permanecer a la escucha de lo que nos tengan que contar.”

Rebeca G.

“He tenido el inmenso regalo de senTir en mi cuerpo la energía de tus manos, manos que ven y que sanan, de haber podido sentir la magia del universo atravesando mi cuerpo a través de tu silencio, de poder ver con perspectiva cuando no veía nada gracias a tu visión de Águila.”

¿Ya lo has decidido?

No te dejes para el final.

Contáctame:

Lorena@mujeralquimia.com