ALQUIMIA INTERIOR

Volver a Casa es llevarte de nuevo a ti misma.

Soltarte de los enredos, de eso a lo que te aferras, acomodándote y ablandándote en tu propia presencia para que tengas la energía, la esencia personal que necesitarás para restaurar tu centro soberano en tu Ser.

La mayor parte del tiempo no estamos «en Casa». Nos abandonamos, en un intento por satisfacer necesidades profundas. Tratando de ser escuchadas, tratando de crear nuestras vidas, tratando de conectarnos con una pareja, tratando de protegernos a nosotras mismas, tratando de abrirnos. Tratando, tratando, tratando…

Volver a Casa es ante todo, una práctica de ausencia de esfuerzo.

Es ablandarte en tí, hacia atrás, hacia abajo y hacia adentro, en lugar de hacia fuera, de salirse y alejarse.

No puedes controlar lo que sucede o lo que otras personas hacen, pero si te acomodas en ti misma, si descansas en el poder y la presencia que nunca te abandona, en la que no necesitas nada de fuera, puedes influir mucho en cómo la vida se despliega ante tí y alrededor tuyo.

El control proviene de un lugar de demanda,de necesidad, de rigidez. Por lo general, aleja aquello que estás tratando de obtener, impidiendo que tus necesidades sean escuchadas y satisfechas.

Cuando vuelves a Casa contigo misma, volviendo sobre ti cada fragmento de tu energía, tu amor, tu esfuerzo, creas una corriente magnética hacia ti. Dejas de «intentar» y comienzas a atraer, a recibir.

También empiezas a llenarte con tu propia energía y presencia, y lo creas o no, es más exquisita que cualquier amante que puedas tener 😉

Volver a Casa es algo profundo, natural, nutritivo y proporciona un lugar de refugio independientemente de las circunstancias.

Un lugar desde el cual puedes influir, no controlar; Magnetizar, no conquistar.

Salir y luego regresar a ti es parte del baile de la vida. Pero es importante no irse demasiado lejos o pasar demasiado tiempo sin regresar, porque es allí donde está tu corazón.

Lorena

No Comments

    Me encantaría saber tu opinión

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.