Mujer Alquimia · Alquimia interior
ALQUIMIA INTERIOR METAFÍSICA REFLEXIONES Salud, Sanación,Medicina Alternativa... SEMILLAS

Memoria celular

Dicen…dicen… que en cada célula de nuestro cuerpo se encuentra toda la información de lo que somos, experiencias vividas y nuestra huella genética.

Es lo que se conoce como memoria celular. No será nada nuevo para muchos de los que me leéis. Hay mucho publicado a cerca de cambios en la personalidad de personas trasplantadas. De pronto empiezan a sentir cosas que nunca habían sentido, desarrollan algún nuevo y desconocido hábito, o les da por consumir un determinado alimento, curiosamente, al igual que su donante…

José María Caralps es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona, académico numerario de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Cataluña (1994) y fue el primer médico que realizó un trasplante de corazón con éxito en España.

Desde entonces han sido muchos más, como muchas las experiencias de sus pacientes tras estos trasplantes, que recientemente publicó en su libro: “Supercorazón”.

En él justifica esta conjetura, para él este es un hecho inexorable, le adjudica esta memoria a las células; y como prueba, ofrece todos esos testimonios. Tal y como él dice:

“Mi conclusión más certera es que las células tienen una base intuitiva solo al alcance de personas cuya capacidad sensitiva les permite detectar algunos aspectos de la historia personal del donante almacenados en los tejidos trasplantados. El resto son especulaciones. Yo me limito a recoger las declaraciones.”

Pero Caralps no fue el primero en especular con este tema, de hecho, una de las primeras personas en investigarlo fue una mujer estadounidense, Claire Sylvia, trasplantada de pulmón y corazón en 1988. A partir de ello, sus gustos, personalidad, gestos, cambiaron radicalmente, y se masculinizaron, lo relata todo en su autobiografía: “Un cambio de corazón”, que alentó a muchos otros trasplantados a contar su experiencia, y a muchos investigadores a profundizar en ello.

Uno de ellos fue el neuropsicólogo de la Universidad de Hawái Paul Persall, que además fue de los primeros en asegurar que el corazón es cinco mil veces más poderoso que el cerebro (tiempo después se fundaría el Institute Of Heart Math, una organización sin ánimo de lucro a la vanguardia de muchas investigaciones a cerca de estas potencialidades cerebro-corazón más que demostradas en la actualidad).

Entre los muchos testimonios que recogió Persall se encuentra el de un americano que recibió el corazón de un suicida y se mató trece años después del mismo modo que su donante. Indagando, se supo que tras la operación había buscado a la familia para agradecerles el órgano y acabó casándose con la viuda del anterior propietario de su corazón… qué probabilidades hay de que suceda esto?

Si esto es así con un órgano… ¿Qué cantidad de información hemos recibido de nuestros ancestros codificada en nuestro ADN??

Y no estoy pensando únicamente en el bisabuelo Paco, no, me quiero ir muchísimo más arriba. Traumas, miedos, frustraciones…sí, todo eso se hereda, hace poco leí un artículo sobre ello (según una investigación realizada por investigadores de la Universidad de Zúrich publicada en la revista Nature Neuroscience, el estrés originado por las experiencias traumáticas pueden pasar de padres a hijos a través de los genes.

Los seres humanos somos la única especie en la superficie de la Tierra, capaces de transformar todo nuestro sistema biológico con lo que pensamos y sentimos.

Nuestras células están continuamente siendo modificadas por nuestros pensamientos. El stress, la ansiedad, la depresión, inhiben nuestro sistema inmunológico… la calma, la serenidad, lo estimulan. Esto es de sobra sabido.

Las lágrimas de alegría contienen diferentes trazas químicas que las lágrimas de tristeza.No somos conscientes de lo poderosos que somos. Un solo pensamiento es capaz de generar toda una cascada de hormonas y neurotransmisores capaces de alterar por completo nuestro cerebro.

 Cada una de nuestras células, está procesando cada una de nuestras experiencias. Todo nuestro perfil bioquímico es capaz de modificarse con una nueva circunstancia, ya sea que la vivas, o creas que la vives. ¿Quieres saber cómo está tu cuerpo hoy? Intenta rememorar lo que pensaste y sentiste ayer. ¿Quieres saber cómo estarás mañana? Obsérvate hoy, siéntete. Las tradiciones antiguas nos vienen hablando de esto desde hace cientos…miles de años. Meditación…observación…serenar la mente, visualizar, pensamiento positivo, mantras, Sankalpas, pero…al final, estamos hablando realmente de “memoria”? qué es esa memoria sino información? Qué son esos pensamientos, emociones: ENERGÍA, y todas sus diferentes frecuencias. Sí, siempre se reduce a lo mismo.

Nos impregnamos con la energía de las personas, los lugares. No importa qué tiempo haga que una persona con una frecuencia energética determinada haya salido de un lugar. Muchas personas pueden percibirla aún sin su presencia. Yo puedo hacerlo, y cualquiera con un poco de entrenamiento.

Cada célula de nuestro cuerpo vibra, nuestras células se comunican entre ellas mediante impulsos débiles de 75-80 mV. Somos pura energía radiante. Información en un formato no accesible para muchos, pero no por ello inexistente, de hecho, es muy existente.

Si nos afecta esa información, cómo no iba a hacerlo la energía de un órgano con tal relevancia? El corazón es el centro, el SER, y se le empieza a dar por fin la importancia trascendental que tiene.

Hace poco leía un artículo en La Vanguardia, de Annie Marquier, matemática e investigadora de la conciencia, titulado “El corazón tiene cerebro”, en el que hablaba de cómo el corazón puede influir en nuestra manera de pensar, en nuestra percepción de la realidad y por tanto en nuestras reacciones.

El campo electromagnético del corazón es el más potente de todos los órganos del cuerpo, 5.000 veces más intenso que el del cerebro. Y se ha observado que cambia en función del estado emocional, pudiendo llegar a volverse caótico en estados de emociones negativas.

Llamémoslo “memoria celular”, o como queramos hacerlo, seguiremos hablando de lo mismo, energía, y ésta ES TODO, y afecta al todo, porque no hay separación. ..Eso…eso es ilusión.

Lorena

You Might Also Like...

No Comments

    Me encantaría saber tu opinión