Mujer Alquimia · Alquimia interior

Paloma L.

Por fin saqué huequito para hacer la meditación de “tu niña interior”. Agradecerte de nuevo, facilitar esta posibilidad de profundizar en una misma. He sentido escalofríos por el cuerpo y sobre todo, me he emocionado mucho con las sensaciones y la visualización. Me ha hecho ser consciente de que esa niña, como bien dijiste, se ha quedado sin el amparo del cariño, la comprensión, la comunicación y la seguridad que necesitaba. Así, he buscado en otros estas carencias que no he sabido cubrir por mi misma. Aunque también he sabido reconocerla en todo lo bueno. Está ahí!! yo sigo siendo una niña, no se ha ido nunca!!!.
Es como si hasta ahora hubiese sido como una niña de la mano de su padre (ese que “no tuve”) y ahora quiere soltarse de la mano
La niña de 41 años!!Gracias por abrirme los ojos. Ahora sí parece que poco a poco voy saliendo del estancamiento y caminando como dices libre de ser yo misma.

No puedes imaginar lo importante que estás siendo en este momento con todo lo que me estás aportando.Un descubrimiento maravilloso en este mundo virtual que nos acerca a personas que de otro modo, sería complicado encontrar!. Esa chispa que enciende una llama, un soplo de aire fresco, la inspiración para el cambio, una luz en el camino, un ángel de carne y hueso…MUCHAS GRACIAS Lorena!!.
Un abrazo enorme!!”