Mujer Alquimia · Alquimia interior
ALQUIMIA INTERIOR Salud, Sanación,Medicina Alternativa...

LA MEMORIA DEL AGUA PARA EL TRATAMIENTO DEL DOLOR

Además de muchas otras propiedades del agua ya bien investigadas, que le confieren características únicas para apoyar la vida en este planeta, hay una propiedad del agua, aún no muy conocida, pero de sobra demostrada. Aunque es algo que la Ciencia, de nuevo cuestiona, ignora y niega. Se trata del fenómeno de “la memoria del agua”.

Este fenómeno, obviamente está más allá del nivel aceptado de la investigación, y pocos esfuerzos han sido hechos por los institutos de investigación convencional para entenderlo.

Sin embargo, hay excepciones, y un emocionante nuevo entendimiento está emergiendo de esta maravillosa sustancia.

Varios investigadores, como el biólogo Jacques Benveniste, el Dr. Ludwiy y el Prof. Schweitzer, han proporcionado clara evidencia de que el agua actúa como un registrador líquido y es capaz de recibir, almacenar y transmitir vibraciones electromagnéticas, pero para mí, hasta ahora, los experimentos más apasionantes han sido los realizados por el Dr. Moncayo, a través de su Instituto de Investigación.

Hasta hace no mucho, trabajé en una consultora farmacéutica. Fue entonces cuando tuve la oportunidad de conocer a Goio Iturregui, Coordinador General del Instituto de Investigación Moncayo en España y tuve el privilegio de que me invitara a una ponencia del Dr. Moncayo.

Había leído mucho acerca del fenómeno de la memoria del agua, su aplicación en homeopatía, los experimentos de Masaru Emoto…pero nada era comparable con esto. Esto me dejó estupefacta.

La historia del Dr. Mario Moncayo es tan apasionante como tierna. Herrero de profesión, hijo de campesinos y familia muy humilde, decidió empezar a estudiar medicina cuando nació su primer hijo, que fue desahuciado a los 6 meses por un síndrome de mala absorción. La medicina no le daba respuesta, así que decidió estudiarla él, a ver si de ese modo podía comprender algo y ayudar a su hijo. Trabajaba de día, y estudiaba de noche.

Visitando a mujeres embarazadas y atendiendo en partos observó que a las mujeres con artritis reumatoide les desaparecían los síntomas durante el embarazo y decidió investigarlo.

Tras estudiar unas 1600 mujeres embarazadas, analizando su sangre con regularidad y estudiándola a través de espectrofotometría, se dió cuenta de que la madre transmitía a su hijo toda la información genética, y también la eléctrica y electrónica, y le daba la información de todas las enfermedades sin que las viviera.

Se centró en investigar el índice de absorción de luz del colágeno en mujeres embarazadas y llegó a la conclusión de que la eficacia del patrón de absorción de luz de las mujeres embarazadas era el óptimo y empezó a compararlo con el índice de absorción de personas con determinadas enfermedades.

Descubrió que cada sintomatología repetía la misma alteración en la absortividad del plasma sanguíneo, es decir, cada patología tenía una huella espectral propia.

El ser humano es luz condensada y la enfermedad es una descondensación de esa luz.

Utilizó la memoria del agua como vehículo para restablecer el comportamiento coherente en el patrón electrónico, dándole al agua estímulos de luz específica para que restableciera su patrón de luz ideal.

Parece ciencia ficción, pero es real. El proceso científico completo se puede consultar en su página web que enlazaré al final de la entrada

La inteligencia que gestiona nuestro sistema inmune percibía que la alteración de la energía que dió lugar a los síntomas había vuelto a su estado coherente, había restablecido el patrón electrónico y anulaba la orden de malestar.

Lleva 33 años aplicando esta propiedad en 16 patologías distintas con resultados confirmados. Él mismo se trató de una grave enfermedad, con agua memorizada, mientras sus profesores le tachaban de loco, pero a partir de esto, y de su especialización en el dolor, corrió la voz y empezó a tratar a miles de pacientes de pocos recursos con todo tipo de dolor, sobre todo se especializó en artritis reumatoide.

Según El Dr. Moncayo:

“Somos agua, y en el agua hay una energía que es desconocida a nivel científico”

Eso creo yo también, igual que apuesto por que algún día, este hombre maravilloso convenza con su revolución pacífica del dolor.

No puedo estar más de acuerdo con su enfoque, como el Instituto Moncayo transmite en su web:

Desde el Medievo, la Ciencia occidental, siguiendo a Descartes, pensó que dividiendo la materia en partes llegaríamos a entender el misterio de la Vida.

La Tradición milenaria de otras culturas tuvieron otros enfoques que sin duda nos pueden enriquecer.
En la actualidad, sabemos que todo lo que existe está íntimamente relacionado (Teoría del Campo Unificado) y que sólo teniendo en cuenta está interacción podremos comprender lo específico en su globalidad.
En el siglo XX, nos hemos podido acercar a la intimidad de la naturaleza de la realidad, hoy comprendemos que la gran aventura está en la comprensión de la conciencia. Más allá de las células, de los átomos, existe un orden que subyace al que toda la vida responde en armonía.

Los trabajos del Dr. Moncayo y su equipo han investigado durante más de treinta años, tratando de observar esa armonía en el ámbito atómico y han experimentado que es posible observar la salud desde un punto de vista del comportamiento atómico de los electrones. Han establecido que es posible ayudar a restaurar el bienestar actuando en restablecer la armonía en la función del átomo de hidrógeno.

Ha desarrollado un método singular y sorprendente por su sencillez y eficacia.

Hoy sabemos que el ser humano es libre de elegir sus pensamientos, que ellos se convertirán en acciones y éstas en hábitos. Hábitos de nutrición y de comportamiento. Será bueno comprender que nuestro bienestar va a depender de los hábitos que elijamos como compañeros de vida.
Si éstos son coherentes con la Ley Natural nuestra vida tendrá muchas posibilidades de ser saludable.

El trabajo del Doctor Moncayo y de su equipo se enmarca en una actitud científica humanista. La ciencia al servicio de las leyes naturales.
La Ciencia al Servicio de la Vida.

Pueden encontrar más información sobre los fundamentos cientificos del método a través de:

http://www.institutomoncayo.com/

coordinacion.moncayo@gmail.com

También a través del siguiente enlace pueden descargar una síntesis sobre investigación espectrofotométrica aplicada al Tratamiento de la Artritis Reumatoide: Síntesis Investigación Espectrofotométrica Aplicada en el Tratamiento de la Artritis Reumatoide

Gracias Goio.

Gracias Mario.

Nos hacen falta muchas personas como vosotros.

Seguimos buscando…

Lorena S.

You Might Also Like...

No Comments

    Me encantaría saber tu opinión