Septiembre, soltar, dejar ir y conectar con nuestra niña interior

El simbolismo del mes de Septiembre se centra en re-enfocar nuestras energías. En el hemisferio norte, señala el comienzo del otoño.

El equinoccio es un ciclo estacional  natural cuyas energías se pueden sintonizar.

Podemos conectar las transiciones de la Naturaleza con nuestras propias transiciones de vida, estando así más en sintonía con el Universo, porque formamos parte de todo esto, no estamos aisladas, aunque sí muy desconectadas. Es un buen momento para proponernos re-conectar con nosotras.

En Otoño nos empezamos a preparar para el largo período de oscuridad que trae el invierno, cuando las noches se hacen más largas que los días.

Es un período simbólico dentro de nuestro viaje interior.

Es un tiempo de reflexión interior y preparación (antes de que lleguen los meses más fríos). Se trata de un tiempo para el trabajo interior, de ir adentro y hacer un inventario de nuestras vidas. 

Y si aprovechamos para “dejar ir”, como hacen los árboles con sus hojas ya caducas y prepararnos para lo nuevo?

Septiembre es un mes maravilloso para replantearse cosas.

En cada momento podemos elegir, desde nuestro amor propio, dejar de lado cualquier cosa que no nos esté sirviendo. Que no nos esté ayudando en nuestra evolución. Soltar.Incluso si es sólo por unos momentos.

Soltar el miedo, la resistencia, la duda, el juicio, la ira, la distorsión.

El pasado, las estrategias agotadas y viejas. Las versiones obsoletas de nosotras mismas.

Podemos dejar de lado los patrones arcaicos de pensamiento que siguen definiendo quienes  creíamos que éramos. Dejamos ir. Nos re-actualizamos y avanzamos.

El sentido de quienes somos está determinado en cada momento por lo que quiera con lo que nos identifiquemos, pero tenemos la voluntad de elegir quién y quién ya no queremos Ser.

Podemos optar por llevarnos a nuevas versiones de nosotras mismas, nuevas versiones de la realidad y nuevas versiones de las personas que nos rodean.

Podemos dejarnos ir  por el impulso que nos guía hacia nuevos conocimientos y comportamientos.

Hacia una manera más holística de Ser. En el fondo, es dejarnos ir hacia lo nuevo, lo desconocido, pero adivina….. hay una personita dentro de tí aterrada ante esto.

A veces los cambios nos aterran, y podemos llegar a sabotearnos, porque nos sacan de nuestra zona de seguridad, porque ante oportunidades que nos da la vida, sentimos que no somos lo suficientemente buenas, o capaces, o que no merecemos brillar.

La razón de esto es porque aunque somos adultos ahora y tenemos herramientas, recursos y entendimiento intelectual, nuestra niña interior es una energía viva dentro de nosotras, permanece congelada o atascada (hasta cierto punto) en los patrones viejos, anticuados, los miedos y las creencias de nuestra infancia.Porque no tuvo lo que necesitó, y siente tanto miedo e inseguridad, que no va a permitirte que des un paso más allá de lo que ella siente como “seguro” a no ser que tú misma le des esa seguridad que no tuvo.

Estos temores usualmente operan fuera de nuestra conciencia cotidiana de adultos, son inconscientes. Muchas veces nos sorprendemos a nosotras diciéndonos: Pero otra vez esto?? Esta situación? Este comportamiento?? 

Muchas de vosotras sabéis que considero el trabajo con la niña interior como el más profundo y transformador que podemos hacer, por los cambios tan rápidos de integración que produce.

Cuando entramos en contacto con esta parte de nosotras y nos comprometemos a cultivar una relación de amor con nuestra niña interior, un nuevo mundo de posibilidades comienza a abrirse en nuestras vidas.

Esa niña tiene la llave. Es el puente hacia la vida de nuestros sueños. No estoy exagerando. No importa cuántos cursos, libros, modalidades o técnicas espirituales aprendáis. Todo eso no va a hacer que desaparezca el dolor inconsciente y no resuelto de nuestra infancia.

Ese nuevo contenido inspirador tendrá efectos limitados hasta que este núcleo de trabajo interno sea abordado. Y no se trata sólo de la niña interior. Aún más importante, es CÓMO nosotras amamos a esta niña dentro de nosotras.

Para mí, porque así ha sido en mi propio proceso, la herramienta más poderosa de trabajo personal se centra en aprender a darse de manera eficaz y auténtica el amor, el cuidado y la comprensión que no tuvimos en momentos clave de nuestro desarrollo.

Y esto se puede aprender y practicar. Tiene que practicarse consistentemente para cambiar tu vida en el nivel más profundo.

No es una solución rápida. Pero es el trabajo interior más profundo y de calidad. Crea cambios duraderos y significativos. Y vale la pena el tiempo que toma sanar nuestras heridas e incorporar todo nuestro potencial en esta vida.

Cuanto más segura dentro de nosotras se sienta nuestra niña interior,  más se libera nuestro poder y potencial.

Muchas de vosotras me habéis preguntado cómo se establece un diálogo con nuestra niña interior, cómo podemos empezar a conectar con ella y sanar.

Así que no se me ocurría mejor momento que este nuevo ciclo que abre Septiembre, para con esta entrada, dejaros una poderosa meditación que he creado para conectar con nuestra niña interior.

Tanto si ya estás familiarizada con este trabajo, como si es nuevo para ti, te va a permitir conectar y profundizar a un nivel muy profundo. 

Para hacerla, te invito a que busques un poco de tiempo para tí. Busca un lugar en el que te sientas cómoda, y no vayan a molestarte por un ratito.

Después de la meditación, te sugiero que anotes en tu diario, todas tus percepciones, sentimientos y sensaciones vividas durante la experiencia, porque puede darte claves muy poderosas…. y luego, haz algo que te nutra, como dar un paseo, tomar un baño, cocinarte algo rico o pasar un tiempo en la naturaleza. Esto te ayudará a integrar los cambios que surgen durante la meditación.

Puedes descargar esta meditación pinchando en el enlace que te dejo abajo, y hacerla tan a menudo como lo sientas, obteniendo nuevos cambios y revelaciones cada vez.

Considera este mi regalo a la mujer poderosa que ya eres y a la extraordinaria e insustituible niña dentro de ti, que tiene la llave de tu destino superior.

Que la conexión entre vosotras florezca y abra todas las nuevas posibilidades en tu vida!

Y si lo sientes, por favor, cuéntame cómo fue la meditación o envíame cualquier cuestión que te surja (abajo tienes el enlace de contacto)

Con todo mi cariño <3

Lorena Cuendias

Mujer Alquimia

Enlace de descarga pinchando AQUÍ

You Might Also Like...

2 Comments

  • Reply
    Patri
    3 septiembre, 2017 at 8:14 pm

    Lorena, me ha fascinado esta herramienta que has compartido con todas nosotras, muchísimas gracias.

    Había oído muchas veces que hay que aceptar y abrazar nuestra niña interior, pero no sabía cómo llegar hasta ella.

    Me ha parecido realmente útil y ten por descontado que accederé a ese espacio para “nosotras” (mi “yo” madre y mi “yo” niña) muchas veces para poder reconectar con ellas.

    Gracias de nuevo, un abrazo!!

Leave a Reply